GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El candidato a la Alcaldía de Granada por el PSOE, Javier Torres Vela, aseguró hoy que la decisión municipal de talar 80 olmos de avenida de la Constitución de la capital es «un grave error», a la vez que alertó de «la escasa masa arbórea» que hay en la ciudad.
En declaraciones a los periodistas, el socialista aseguró sentir «un efecto de retorno al pasado con todo este asunto», al recordar que «el hermoso bulevar que en el XIX había en la gran avenida, con sus árboles centenarios, ya fue destrozado de golpe por un alcalde, en aras del progreso», según relató.
En este sentido, expresó su «sorpresa por que en 2006 se vuelvan a repetir prácticas que, según manifestó, «supuestamente ya habían sido erradicadas por la cultura política moderna».
En su opinión, la solución de este conflicto habría pasado por «el respeto a los procedimientos», ya que, según señaló, el Ayuntamiento hizo un concurso público de ideas para ordenar esa zona y después no respetó la propuesta de los arquitectos ganadores, en cuyo proyecto, según indicó, se proponía conservar los árboles.
La polémica por la decisión municipal de talar los 80 olmos de la avenida de la Constitución y de sustituirlos por una especie más adecuada se saldó, el pasado lunes, con la recogida, por parte de Granada Histórica junto con las asociaciones de vecinos de la zona y las plataformas Vía Libre, Granada al Pedal y Salvando Árboles, de más de 2.100 firmas en contra. Asimismo, está previsto que Granada Histórica se reúna, el próximo lunes, con el Defensor del Pueblo andaluz.
En cuanto a la denuncia que interpuesta por César Girón López, presidente de la Asociación Granada Histórica y Cultural, contra la decisión municipal, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) decidió archivarla el pasado miércoles, al considerar que los hechos no son constitutivos de delito.
Ante estos hechos, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, lamentó que «algunos colectivos generen polémicas» de un tema «tan delicado» y que, según dijo, «pone en peligro la seguridad de los viandantes y los vehículos».
Según recordó el regidor granadino el pasado jueves, «en 2005 se cortaron unos 294 árboles en la Alhambra y diversos cipreses centenarios en el Generalife», sin que, según manifestó, «nadie dijera nada al respecto». Por ello, criticó que «las consecuencias de las podas de árboles se vivan dependiendo del color político de quien lo decide», según afirmó.
Por último, José Torres Hurtado aseguró que el Ayuntamiento «sólo se somete al criterio de técnicos municipales e independientes», cuyos informes sobre el estado de la arboleda de la vía granadina son, según calificó, «contundentes». En cualquier caso, el primer edil aseguró que «los árboles que se puedan salvar se mantendrán».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí