GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, afirmó hoy que no se sentará con el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, José Antonio Pérez Tapias, para analizar cuestiones referentes a la muralla Zirí de la capital «hasta que no paralice las obras» de la misma, tal y como aprobó la Junta de Gobierno Local del Consistorio el pasado 7 de julio.
En declaraciones a los periodistas, Torres Hurtado valoró que el Equipo de Gobierno municipal «siempre ha sido obediente con la Junta», por lo que aseguró no entender «por qué el delegado hace caso omiso al requerimiento presentado y se declara en huelga», según manifestó.
Bajo su punto de vista, la actitud de Pérez Tapias es «fruto de su prepotencia» y «no es de recibo», ya que, según dijo, hay «informes importantes que demuestran que hay que paralizar las obras para analizar algunas cuestiones», según indicó.
«Pérez Tapias se ha declarado en rebeldía y, ante esta actitud, está claro que no nos sentaremos con él mientras no acate el requerimiento, si bien sí pensamos exigirle responsabilidades», aseveró el regidor granadino.
De esta forma, el primer edil salió al paso de las críticas del delegado de Cultura de la Junta en Granada, José Antonio Pérez Tapias, sobre la ausencia del Gobierno municipal en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Convenio Marco para las obras del Parque Lineal de la Muralla Zirí, convocada para ayer.
En un comunicado remitido a Europa Press, Pérez Tapias reiteró que el requerimiento de la Junta de Gobierno Local no es, en rigor, una orden o decreto de paralización, pues, entre otras cosas, «no se mencionan fundamentos de derecho algunos para que así sea, sino de una petición dirigida a EPSA», según afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí