GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
El delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada, Gerardo Sánchez, explicó hoy que la tramitación ambiental de la fábrica cementera que la empresa Cementos del Marquesado instalará en el municipio granadino del Valle del Zalabí, próximo al Parque Natural de la Sierra de Baza, «aún no está concluida», en relación a las protestas que la Asociación Protectora del Medio Ambiente Granadino vertió en los últimos días.
En declaraciones a Europa Press, el delegado explicó que la instalación contempla dos zonas diferenciadas, la fábrica y la cantera, y puntualizó que, si la primera de ellas tiene declaración de impacto favorable, «la segunda aún está siendo estudiada por los técnicos de Medio Ambiente».
Según indicó Sánchez, «la empresa ha presentado un modificado» en su solicitud del permiso, por lo que la Delegación tendrá que estudiar en los próximos días si el requerimiento cumple las exigencias técnicas y medioambientales pertinentes. Para ello, según dijo, no hay un plazo concreto.
En cualquier caso, la asociación ecologista ha presentado un recurso de queja ante la Comisión Europea contra la decisión de la Junta de Andalucía de otorgar la declaración ambiental a la fábrica. Según el colectivo, la explotación puede influir en el paisaje, la fauna, vegetación, así como la población humana.
Así lo hizo saber la Asociación Protectora del Medio Ambiente Granadino en las alegaciones que presentó durante el transcurso del procedimiento administrativo para la concesión del permiso. En ellas, aseguró que como la cementera va a utilizar para la elaboración del cemento el clinker, un producto residual metálico que contiene elementos como el hierro, aluminio, magnesio, socio o potasio, la actividad industrial «puede encubrir una verdadera planta de incineración de residuos metálicos».
En este sentido, el colectivo consideró que existiría «un grave riesgo de que se generen fenómenos como el conocido de la lluvia ácida» en el próximo entorno del Parque Natural Sierra de Baza, lo que, en su opinión, hace «aun más necesario que se tomen todo tipo de cautelar en la aprobación de este magno proyecto».
Asimismo, las alegaciones advierten de que el propio Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por los solicitantes «admite que la actividad que se pretende implantar va a suponer un grave impacto paisajístico», a la vez que destaca que Cementos del Marquesado «ni plantea ni resuelve problemáticas conexas», como el corte de talud final que se va a generar en la actividad, o el impacto ambiental que implicará el camino proyectado como conexión entre la cantera y la planta.
Bajo el punto de vista de la Asociación Protectora del Medio Ambiente Granadino, tampoco está claro el interés económico del proyecto. Según afirmó, este puede ser «correlativamente mínimo en relación a la pérdida irreversible de los valores ecológicos, medioambientales y socioculturales del entorno».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí