GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
El letrado Fernando Almendros, que representa a cien de los 300 afectados por la presunta estafa de F.L.Q, un comercial que prestaba sus servicios a la Agencia de Viajes Ecomar de Granada y que, según apuntó, «se encuentra desaparecido con 130.000 euros», valoró hoy que que la compañía es «la responsable final de sus actuaciones».
En declaraciones a Europa Press, Almendros explicó que «durante un año aproximadamente y tras ganarse la confianza de diversos usuarios, F.L.Q ofertó numerosos viajes como agente comercial en Ecomar, Almira Viajes y Ecuador», si bien puntualizó que «no hay documentos que acrediten su trabajo en esta última agencia».
Según relató, el presunto estafador se hizo con «una amplia cartera de clientes a través del boca a boca», y ofertó «una cantidad «desproporcionada de viajes con la confianza y el respaldo que proporcionaba a los usuarios una agencia como Ecomar», según consideró.
Almendros explicó que F.L.Q. «trasladaba los datos de sus clientes a la agencia, que era la que directamente, a través de su personal de oficina, entraba en contacto con mayoristas y touroperadores para hacer las reservas». Por ello, manifestó que, a pesar de que la responsabilidad penal pueda caer exclusivamente sobre el agente, en la civil habrá que tener en cuenta «la relación mercantil» existente entre el comercial y la compañía.
De esta forma, el letrado concluyó que «si al principio, cuando los viajes se vendieron, Ecomar se lucró de este benefició, ahora también debería reconocer su vinculación con este presunto estafador», según argumentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí