ALDEIRE (GRANADA), 20 (EUROPA PRESS)
El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Francisco Vallejo, aseguró hoy que la planta termosolar Andasol-1, que promueven conjuntamente en la localidad granadina de Aldeire la empresa Cobra, filial de ACS, y la compañía alemana Solar Millennium, con una inversión de 260 millones de euros, «convertirá a Andalucía en un referente internacional en la generación de energía», según indicó.
Según informó la Junta en una nota de prensa remitida a Europa Press, la central será la «mayor planta termosolar que se instalará en Europa y la segunda en el mundo, después de la Planta Nevada Solar One en Nevada (EEUU)». Así, Andasol-1 se levantará sobre un terreno de 195 hectáreas, en el que se instalarán 625 colectores que ocuparán 510.120 metros cuadrados y generarán una potencia de 50 MW.
La planta suministrará electricidad a la red, «sin fluctuaciones ni interrupciones, y evitando la emisión de 150.000 toneladas de CO2 al año», según indicó la Administración autonómica.
Vallejo, que colocó hoy la primera piedra de esta planta, estuvo acompañado por el secretario de Estado del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de la República Federal Alemana, Matthias Machnig, y el presidente del Consejo de Administración de Andasol-1, José Alfonso Nebrera.
Durante el acto, el consejero destacó el «fuerte impulso económico» que va a suponer para el Marquesado de Zenete, este proyecto basado en energía solar limpia y sostenible, y en el que se aplican «nuevas tecnología modernas y fiables», según apuntó.
En este sentido, el consejero explicó que durante los 24 meses de construcción de la planta, trabajarán en el proyecto unas 500 personas en los momentos de máxima demanda. Además, una vez en funcionamiento, la operación y mantenimiento de la central creará otros 40 puestos de trabajo fijos para personal cualificado, entre profesionales de mantenimiento, operadores y técnicos de centrales térmicas, según indicó.
A la Planta Andasol-1 se unirán en unos años Andasol-2 y Andasol-3, con las mismas características de producción, 50 MW, siendo las tres capaces de suministrar electricidad a cerca de 45.000 hogares.
TECNOLOGÍA DE VANGUARDIA
El proyecto Andasol-1 utilizará colectores cilindro parabólicos denominados «Skalet 150» de Flagsol, una empresa del grupo Solar Millennium, cuyo primer prototipo, denominado EuroTrough ha sido desarrollado en la Plataforma Solar de Almería junto con el CIEMAT y la Agencia Alemana del Espacio (DLR), con el fin de transferir la tecnología cilindro parabólica a Europa y ponerse en la vanguardia tecnológica con el diseño europeo de un colector avanzado.
Los colectores cilindro parabólicos consisten en un sistema de concentración de radiación solar dotado de un mecanismo de seguimiento del sol para que en todo momento la radiación solar directa incida sobre el tubo receptor.
Siguiendo el sol de este a oeste, los colectores reflejan y concentran la radiación solar directa unas ochenta veces sobre los tubos absorbedores situados en la línea focal de la superficie reflectante.
Un tubo absorbedor se compone de un tubo de acero inoxidable cubierto de una capa selectiva y de un tubo de cuarzo exterior para reducir las pérdidas térmicas. Por estos tubos absorbedores circula un fluido de transferencia de calor, normalmente un aceite sintético, que se calienta por la radiación solar concentrada hasta una temperatura de 400ºC.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí