GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
El portavoz Juan Iniesta, abogado de la familia de Jesús Francisco Caballero Alonso, el ingeniero granadino desaparecido el pasado 25 de febrero, informó hoy de que mañana, a las 11.00 horas, tendrá lugar en la Subdelegación del Gobierno de la capital granadina el acto de entrega de las más de 20.000 firmas recogidas hasta ahora, con el objeto, según precisó, de solicitar a las autoridades «que extremen los medios en la búsqueda».
Los familiares y amigos del ingeniero ya anunciaron el pasado mes que también enviarán estas firmas al Ministerio de Interior y organismos responsables de la seguridad, «para su inmediata localización».
En declaraciones a Europa Press, Fernando, uno de los amigos del desaparecido, anunció que la familia está esperando que la Policía les ofrezca algún tipo de novedad en el caso. «Ahora mismo, permanecemos callados, no queremos intervenir en los trabajos, aunque llegará el momento en el que no podamos aguantar más sin saber nada y es entonces cuando enviaremos las firmas», manifestó.
Asimismo, Fernando explicó que la Policía le ha comunicado a la familia del desaparecido que las investigaciones de las huellas procedentes del coche de Jesús Francisco, hallado en Málaga varias semanas después de su desaparición «pueden tardar hasta seis meses en concluirse, al no existir ningún delito de por medio, conocido hasta ahora».
Según consta en la página web creada por sus familiares tras la desaparición, www.lebusco.com, y que registra unas 1.000 visitas diarias, no se han tenido noticias Jesús Francisco desde que el pasado 25 de febrero pasara la tarde con su hija en Granada, ciudad a la que acude desde Málaga, donde trabaja como ingeniero de Caminos, cada fin de semana por ser el lugar de residencia de su familia y parte de sus amigos.
Una vez que hubo dejado a la niña y a su madre en la puerta de su domicilio se marchó a tomar un café con un amigo en un céntrico pub de la capital granadina y un refresco en otro posteriormente, donde quedaron en salir esa noche a las 23.30 horas.
Alrededor de las 20.30 horas se despidieron y Jesús Francisco cogió el coche para dirigirse a su domicilio, al que no llegó. Tres cuartos de hora después un amigo le llamó al móvil y éste ya no contestó, aunque había línea. Sin embargo, un rato después otra persona intentó ponerse en contacto con él y el teléfono ya estaba apagado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí