GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada, a través de la Gerencia de Urbanismo, mantuvo una reunión con técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) el pasado viernes, en la que, según indicó el concejal de Urbanismo y portavoz del equipo de Gobierno en el Consistorio, Luis Gerardo García Royo, los técnicos abordaron la posibilidad de no desviar el Beiro, lo que, en su opinión, «permitirá la intermodalidad con el Metro y mejorará la entrada del AVE en la estación de Granada».
Según informó hoy el edil en un comunicado, los técnicos de la Gerencia y responsables de la CHG analizaron las ventajas y desventajas de las dos alternativas de desvío del río planteadas hasta ahora respectivamente por Ayuntamiento y Ministerio de Fomento, si bien «atendieron a una tercera y nueva solución técnica».
En cuanto a la solución municipal, basada en un informe de la empresa Intraesay que proponía el desvío del Beiro a la izquierda, CHG consideró que «no resulta la más idónea», en palabras de García Royo, «por problemas de sedimentación en el cauce del río, debido a su baja pendiente».
También la CHG minimizó la opción propuesta por el Ministerio de Fomento de desviar el río a la derecha, una solución redactada por la empresa Sener. No obstante, según García Royo, dicha opción podría ser valorada positivamente, «siempre y cuando se permita una modificación sobre la solución anterior presentada en enero 2006».
Esta modificación, según precisó el concejal, consiste en bajar dos metros la rasante de las vías para así bajar la cota del talud frente a la calle Jesse Owen y disminuir así, en igual altura, el muro que queda hacia la zona universitaria. En definitiva, para el concejal de Urbanismo, la opción es factible «en tanto permite que debajo del puente de Camino de Ronda conviva simultáneamente el paso del AVE y el metro».
Por último, García Royo estimó «especialmente interesante» la propuesta arbitrada por los técnicos de la Confederación, que plantea no desviar el Beiro y aprovechar que, según los planos de liquidación de la obra, «justo antes del cruce de las vías, existe un salto en el cauce de dos metros aproximadamente».
Según técnicos de la CHG, dicho salto podría desplazarse hasta cruzar el paso del AVE, lo que permitiría tener la solera del Beiro dos metros más elevada, justo al cruce con las vías. Esto, a su vez, posibilitaría reducir la altura del encauzamiento a dos metros y medio o tres, y que el AVE pasara debajo del río sin grandes profundidades. No obstante, dicha propuesta habría que contrastarla con un levantamiento topográfico del cauce.
Para el edil, con esta solución, «no sólo queda enterrada la vía frente a Jesse Owens, sino que el muro frente a la ciudad universitaria de Fuente Nueva queda reducido a 1,75 metros, al pasar la cota de la cubierta de la estación a 665,50».
Además, para García Royo, la alternativa de no desviar el río propuesta por la CHG resulta muy favorable a los intereses que hasta ahora ha defendido el Ayuntamiento, en tanto que «permite el soterramiento del AVE, así como rebajar la altura del muro con la ciudad universitaria, y conseguir la intermodalidad», según valoró.
Por último, el delegado de Urbanismo consideró la reunión como «muy satisfactoria», tanto por su contenido e interés de las propuestas y valoraciones técnicas, como por el hecho de que «permite adelantar aspectos definitivos de cara a la próxima reunión entre todas las administraciones y partes implicadas», el próximo 19 de julio.
En cuanto a los costes de la implantación de las opciones estudiadas, García Royo explicó que, aunque no se han estudiado, tanto la opción de la empresa Sener, como la alternativa de la Confederación deben tener costes bastante similares, dado que el ahorro en desvío de la segunda, se compensaría con el incremento de excavación y pantallas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí