GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
La Federación de Servicios Públicos de la UGT manifestó hoy su «plena solidaridad» con los trabajadores de asistencia a domicilio de la empresa Clece, que iniciaron el pasado lunes una huelga indefinida para exigir mejoras salariales en su servicio.
Según indicó el secretario del Comité de Empresa, Jorge Serrano, en una nota de prensa remitida a Europa Press, la causa de la huelga de estos trabajadores «no puede estar más justificada», ya que su salario es de 630 euros mensuales.
Por ello, Serrano aseguró que «desde UGT deploramos que personas necesitadas vean deteriorada su calidad de vida al no poder cubrirse estos servicios, salvo las situaciones de verdadera necesidad».
En este sentido, el secretario aseguró que «lo que todos desean es que la huelga concluya a la mayor brevedad», por lo que instó al Ayuntamiento de Granada a «tomar cartas en el asunto para resolver este problema social» que, según dijo, «se agravará en los próximos días».
Los trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Granada, que ya se concentraron a las puertas de la empresa concesionaria del servicio, Clece, el pasado lunes, y a las puertas del Ayuntamiento, ayer, han iniciado una huelga indefinida apoyada por el 95 por ciento de los empleados.
En declaraciones a Europa Press, el secretario del Comité de Empresa recordó que los trabajadores decidieron en asamblea llevar a cabo estas movilizaciones, después de romper las negociaciones con la empresa y de reunirse, el pasado jueves, con técnicos del Ayuntamiento de Granada.
Según valoró Serrano, «el Ayuntamiento entiende que nuestro trabajo no es de interés público», por lo que, según puntualizó, «los técnicos aseguraron no tener nada que ver en este conflicto». De esta forma, el secretario achacó la postura del Consistorio «al hecho de que los empleados no son funcionarios».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí