GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de la empresa Rober, concesionaria del transporte urbano del Ayuntamiento de Granada, retoman hoy con «cautela» la reunión con la empresa en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) ante la convocatoria de huelga prevista para junio por los conductores, que demandan más vehículos y mayor frecuencia de autobuses.
Fuentes del comité de empresa consultadas hoy por Europa Press indicaron pese a que el pasado viernes el acuerdo quedó prácticamente cerrado, «algunos se han descolgado», tal y como se evidenció ayer en un encuentro previo a la celebración del Sercla, que pretendía «cerrar los flecos pendientes», que se centran, al parecer, en un único punto de conflicto.
Por ello, y aunque los trabajadores confían en alcanzar el acuerdo, de momento mantendrán el calendario previsto para el mes de junio, en el que se interrumpiría el servicio de 6.00 a 9.00 horas los días 2, 5, 7, 9, 12, 19, 21, 23, 27 y 29; y de forma completa el 14 y 16 del mismo mes, coincidiendo con la semana de feria.
El gerente de Rober, Guillermo Robles, insistió en que la reunión mantenida ayer no dio «resultados positivos» ya que se suponía que era para avanzar sobre determinados aspectos de mañana, fecha en la que estaba previsto alcanzar un acuerdo, que, sin embargo, ahora «se tambalea».
Por su parte, el alcalde de la capital, José Torres Hurtado (PP), afirmó que «el Consistorio no va a tomar parte en la negociación» del conflicto, si bien pidió a ambas partes que «intenten llegar a un buen acuerdo».
Pese a que la empresa pidió expresamente la implicación del Ayuntamiento para resolver el conflicto, después de que en la reunión celebrada ayer no permitiera avanzar en la solución del conflicto, el primer edil de la capital no se pronunciará al respecto, si bien intervendrá finalmente para garantizar el transporte durante la semana del Corpus.
En declaraciones a los periodistas, Torres Hurtado solicitó un «esfuerzo» por parte de los conductores y empresario y agradeció a los ciudadanos los perjuicios por las obras que dificultan el tráfico en la ciudad, motivo por el cual los empleados de la Rober pidieron un aumento de agentes de la Policía Local en los «puntos negros».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí