GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a 20 meses de prisión a un hombre, F.H.L., que portaba en noviembre de 2002 en su vehículo una pistola, en origen detonadora, pero que había sido reequilibrada para el disparo de cartuchos de 6,35 milímetros de calibre, sin contar con la licencia preceptiva.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, el condenado por un delito de tenencia ilícita de armas, fue absuelto, sin embargo, de los delitos de asesinato en grado de tentativa y lesiones tras retirar el Ministerio Fiscal la acusación al término de la vista oral.
Se consideran hechos probados que el 17 de octubre de 2002 cinco individuos irrumpieron en un piso donde vivían tres rumanos a los que «sin mediar palabra» comenzaron a golpear con una barra de hierro, cuchillos y espadas, provocándole lesiones de diversa consideración.
Puesto que tras la prueba practicada, no quedó acreditado que el procesado F.H.L. tuviese participación en los hechos antes referidos, sólo en la episodio de la pistola, el ministerio público retiró su acusación sobre tales hechos y acusó sólo por tenencia ilícita de armas, respecto a lo que se mostró conforme la defensa del procesado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí