MADRID, 27 (EUROPA PRESS)
La Policía ha interceptado en Granada un camión de gran tonelaje que transportaba 2.100 kilos de hachís ocultos en una carga de frutas y legumbres, que iban a ser distribuidos por varios países de Europa, y ha detenido a cinco personas en la operación, que sigue abierta, informó hoy la Dirección General de la Policía (DGP).
Los agentes de la DGP adscritos al grupo «Greco» de la Costa del Sol, en colaboración con la Comisaría Provincial de Almería, han desarticulado así un grupo de traficantes de hachís que introducía droga en Andalucía para transportarla a distintos países.
Aún se realizan gestiones para localizar al resto de implicados, pero ya han sido detenidas dos personas en El Ejido (Almería), encargadas de recibir el hachís procedente de Marruecos y de camuflarlo en los camiones; dos en Sevilla, responsables del transporte de la mercancía; y el chófer del camión, en las proximidades de Granada.
Los policías comprobaron que un camión marca DAF, con remolque frigorífico, que había sido utilizado antes en operaciones similares, estaba siendo preparado para un transporte de sustancia estupefaciente, entre el Sur de España y Holanda.
Las investigaciones determinaron que el lugar de carga previsto estaría ubicado en la zona de El Ejido, por lo que los agentes del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) y del grupo de estupefacientes de la Comisaría de Almería detectaron el camión en el aparcamiento exclusivo de camiones de la localidad.
Inmediatamente, establecieron el correspondiente dispositivo de vigilancia y seguimiento del camión, comprobando cómo en las naves de la Alhóndiga La Unión del Paraje de la Redonda se realizaba la carga de productos lícitos, posterior a la de la droga.
Tras dirigirse por la carretera nacional de la costa hasta Motril, el vehículo tomó un desvío con dirección a Granada, y en las proximidades de la capital granadina, los agentes detuvieron a su conductor Israel Omar C. M., de 33 años, natural de Lima (Perú).
El arrestado manifestó que desconocía el contenido de la carga, ya que se había limitado a recoger el camión una vez realizada esta operación, lo que aumentó la convicción de los policías de que en dicho vehículo iba oculta la sustancia estupefaciente, por lo que fue trasladado a las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Granada para ser examinado detenidamente.
Oculta bajo la carga legal del camión, que consistía en melones, pimientos, berenjenas y otros productos del campo, había setenta y tres fardos de unos treinta kilos de peso, que arrojaron la cantidad de 2.100 kilos de hachís.
DETENCIONES EN SEVILLA Y EL EJIDO.
De forma simultánea, los agentes detuvieron al resto de implicados, el dueño del camión Manuel R. L., de 29 años, nacido en Sevilla, y su mujer Tamara J. M., de 29 años, ambos conocedores e implicados en las actividades ilícitas.
También fueron arrestados en las proximidades de El Ejido, Manuel Luis V. A., de 56 años, nacido en Beznar (Granada), y Manuel Luis V. M., de 25 años, natural de Cogollos Vega (Granada). Estos individuos, padre e hijo, son los responsables directos de la recepción de la droga, la compra de los productos y el camuflaje posterior de la carga del camión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí