GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
Una resolución del delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, José Antonio Pérez Tapia, da por finalizada la intervención arqueológica que se ha desarrollado en el solar de la plaza de la Romanilla de la ciudad, donde se construirá la sede del Centro García Lorca, y en la que se concluye que «no hay que conservar» los restos aparecidos por lo que «no tendrán que ser cubiertos ni integrados en el futuro proyecto».
La resolución, sí contempla, en cambio, la necesidad de que se desarrolle un «riguroso control arqueológico» de los movimientos de tierra necesarios cuando se acometan las obras de cimentación del futuro edificio, según informó la Junta en un comunicado remitido hoy a Europa Press.
La actuación, considerada preventiva, tal como establece la normativa del Plan Especial para la zona que está clasificada como de nivel de protección 1, ha sido dirigida por la arqueóloga María Luisa Gámez-Leyva Hernández y comenzó el día 19 de julio del 2005.
La intervención ha permitido excavar un área de gran magnitud en la que se han documentado restos medievales, modernos y contemporáneos entre los que han aparecido estructuras pertenecientes a una vivienda de gran tamaño con muros realizados a base de piedras de arenisca mezclados con otros elementos como ladrillos o piedras de río.
Los restos abarcan un arco cronológico amplio que se inicia en el siglo XII y se encuentran en un estado de relativo deterioro general por las variadas intervenciones que se han ido acumulando a lo largo de la historia urbanística de la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí