GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
Una red dedicada a la compra de vehículos nuevos mediante financiación fraudulenta en Granada fue detenida hoy por la Guardia Civil, dentro de una operación denominada «Volante» y que se ha desarrollado durante los tres últimos meses.
Según indicó el Instituto Armado en una nota de prensa remitida a Europa Press, los detenidos financiaban la totalidad del precio de un vehículo mediante documentación falsa y, una vez adquirido, lo vendían y lo transferían de segunda mano y de manera inmediata a terceras personas que desconocían que éste había sido comprado de forma fraudulenta.
En el transcurso de la operación, el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena (Granada) detuvo a once personas como presuntos autores de los delitos de estafa y de falsificación de documentos, a la vez que constató la compra fraudulenta de al menos once vehículos, nueve de los cuales fueron recuperados, y el intento de compra fraudulenta de cuatro vehículos más. Con todo ello, la Guardia Civil estimó que los detenidos han defraudado «más de 165.000 euros».
Según el Instituto Armado, el cabecilla de esta red organizada, A.F.C., de 23 años de edad, organizó las operaciones fraudulentas, aportando y falsificando la documentación con la que luego engañaban a la entidad financiera que les concedía un préstamo por el precio total del vehículo. El joven ya ha ingresado en prisión tras ser detenido.
Los inmediatos colaboradores del cabecilla detenido, M. S. A., de 35 años de edad, y R. A. M., de 26 años de edad, también han ingresado en prisión. Según indicó la Guardia Civil, ambos se encargaban de captar a drogodependientes o a indigentes que, a cambio de unos euros, les cedían su documentación, según indicó la Guardia Civil. Estos indigentes recibían entonces una nómina, una cartilla de ahorro, una fe de vida laboral o una declaración de la renta falsas, de forma que figuraran al frente de la operación mercantil.
Los dos detenidos, además, suministraban al cabecilla de la red documentación robada o extraviada con la que éste preparaba las falsificaciones, de tal forma que se ha dado el caso de personas que perdieron su documentación hace dos años, como un vecino de Peligros, y que han pasado a ingresar la lista de morosos por no haber satisfecho ninguna de las cuotas de un vehículo que supuestamente adquirió en un concesionario granadino, explicó la Guardia Civil.
El resto de los detenidos son las personas que daban la cara en el concesionario, los que presentaban la documentación falsa para la compra del vehículo y los que lo retiraban del concesionario una vez financiado. La Guardia Civil informó también de que en la operación se han recuperado nueve de los once vehículos que habían conseguido los detenidos de forma ilícita: cinco turismos, una motocicleta de gran cilindrada, una motocicleta de 125 cc., un ciclomotor Yamaha y un vehículo tipo quad.
La operación tuvo su origen el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil detuvo a dos personas en la localidad de Alfacar (Granada) por los presuntos delitos de atentado, tenencia ilícita de armas, robo y contra la salud pública, y en un registro domiciliario posterior se detectaron tres vehículos que, tras las oportunas pesquisas, se averiguó que habían sido comprados a esta red ahora desarticulada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí