GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
Uno de los dos bomberos acusados de filtrar exámenes de oposición en la convocatoria de 2003 del Ayuntamiento de Granada, G.M.G., negó hoy su implicación en los hechos y consideró que la grabación aportada por su compañero, J.M.B.S., también acusado, en la que supuestamente se relata como llevar a cabo la filtración de la prueba, es un «montaje».
En su declaración ante el Tribunal de la Audiencia provincial de Granada, G.M.G. negó su participación en la filtración puesto que las 21 preguntas del segundo examen de la convocatoria, que posteriormente fueron facilitadas a los interinos opositores, «se las llevó J.M.B.S. antes de la realización de la prueba».
El fiscal pide seis años de cárcel y cuatro de inhabilitación para los dos acusados, ambos vocales del tribunal en representación sindical, a los que atribuye la posible comisión de un delito continuado de falsedad en documento oficial y un delito de violación de secretos.
Según el escrito de acusación del ministerio público, los dos acusados «lograron burlar el anonimato de la autoría de los ejercicios» de la segunda prueba y filtrar 21 de las 30 preguntas que componían el tercer ejercicio a la mayor parte de los interinos que se presentaron a la convocatoria con el objetivo de que lograran una plaza.
Ayer, J.M.B.S. negó también su implicación en el supuesto fraude respecto al que «llegó hasta el final» para poder demostrar que se «habían filtrado las pruebas». En su actuación, que dijo fue de «abogado del diablo», J.M.B.S. grabó una conversación supuestamente mantenida entre los dos acusados y el jefe de Bomberos del Parque, ya fallecido, que él calificó de «prueba contundente» y entregó a la Fiscalía.
Según G.M.G., no existió tal conversación entre los tres miembros del Tribunal mencionados y en ningún momento se habló de pasar las preguntas del examen a los interinos. Su defensa, solicitó como cuestión previa ayer la impugnación de la grabación de la cinta, aportada como prueba en el caso, y que calificó de «impertinente, errónea e intemporal», sobre lo que se pronunciará el Tribunal en su sentencia.
Además, el procesado negó haber detectado «irregularidades» en la corrección de los ejercicios de oposición, así como «conocer» la letra de los interinos opositores a los que sí que «conoce personalmente desde hace años», indicó.
«SI HUBIERA APROBADO, ESTE ASUNTO NO SE HABRIA DESTAPADO»
Por su parte, el opositor que entregó al notario las 21 preguntas supuestamente facilitadas a los interinos antes del tercer ejercicio, declaró en calidad de testigo que «si hubiera aprobado, este asunto no se habría destapado».
A preguntas del tribunal, R.L. aseguró que la intención de J.M.B.S. era que «aprobaran todos los interinos» puesto que aunque fue el propio opositor él llevó las preguntas al notario tenía intención de hacer el examen y J.M.B.S. no podría utilizar el acta «sin mi consentimiento», según lo pactado.
En su escrito, el fiscal relata que el acusado invitó a R.L. a presentar ante notario las preguntas que J.M.B.S. le facilitó y que «podría utilizar si finalmente se le aprobaba el segundo ejercicio o levantar un acta notarial para anular la convocatoria si fuera preciso».
El mismo testigo afirmó que J.M.B.S. reconoció haber «manipulado» exámenes para que aprobaran interinos en varias ocasiones.
El ejercicio fue anulado y se paralizó la oposición. El juicio está previsto que continúe mañana con la declaración de más testigos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí