GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El novio de Beatriz Collado, la joven que desapareció el pasado 1 de marzo y cuyo cadáver fue hallado flotando en el pantano de Cubillas en Granada al día siguiente, declaró hoy ante el juez que no oyó nada más cuando la chica se sobresaltó mientras hablaba por teléfono con él antes de de oír la voz masculina que decía «tranquila, tranquila».
Según manifestó la letrada del joven a los periodistas, el novio de la fallecida ha ratificado su declaración previa ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Granada y plantea personarse en la causa como acusación particular para «contribuir a esclarecer los hechos».
La joven no le indicó, según la declaración de su novio, el lugar en el que se encontraba cuando ocurrieron los hechos y escuchó la voz masculina, como tampoco hizo referencia alguna a la existencia de problemas en el trabajo o con amigos.
Ayer los padres de la joven y una hermana ratificaron ante la juez las declaraciones prestadas con anterioridad y eludieron por el momento personarse en el caso ante la «garantía» para defender sus intereses que le ofrece el Ministerio Fiscal, si bien el padre de la joven no descartó hacerlo en otro momento en el que «cambien los derroteros».
La joven fue vista por última vez el pasado día 1 tras llevar en coche a su casa a una compañera de trabajo con la que había estado haciendo deporte por la zona de Alcampo. No obstante, Beatriz conversó telefónicamente con su novio minutos después desde su coche, momento en el que se le perdió la pista. La autopsia reveló que la joven murió por asfixia puesto que no presentaba signos de agresión sexual.
J.M.G. y su pareja J.G.R. fueron detenidos el pasado 16 de marzo en el piso que ambos tenían alquilado en la carretera de la Sierra. Y, posteriormente, el joven A.L.F. fue identificado por José como la persona que le vendió el móvil por lo que fue también detenido, aunque quedó después en libertad al igual que la compañera de José.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí