GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El vehículo de Jesús Francisco Caballero Alonso, el ingeniero desaparecido el pasado 25 de febrero, fecha en la que se tomó un café con un amigo, que fue la última persona que lo vio antes de que decidiese volver a casa y desaparecer, ha sido hallado en una calle de la capital malagueña.
Según consta en la página web creada por sus familiares tras la desaparición, www.lebusco.com, el hallazgo tuvo lugar el pasado martes, si bien no se han tenido noticias del hombre que esa misma tarde la pasó con su hija en Granada, ciudad a la que acude desde Málaga, donde trabaja como ingeniero de Caminos, cada fin de semana por ser el lugar de residencia de su familia y parte de sus amigos.
Una vez que hubo dejado a la niña y a su madre en la puerta de su domicilio se marchó a tomar un café con un amigo en un céntrico pub de la capital granadina y un refresco en otro posteriormente, donde quedaron en salir esa noche a las 23.30 horas.
Alrededor de las 20.30 horas se despidieron y Jesús Francisco cogió el coche para dirigirse a su domicilio, al que no llegó. Tres cuartos de hora después un amigo le llamó al móvil y éste ya no contestó, aunque había línea. Sin embargo, un rato después otra persona intentó ponerse en contacto con él y el teléfono ya estaba apagado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí