GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)

La Audiencia provincial de Granada ha condenado a una pena de prision a un individuo acusado de disparar cinco veces contra el cortijo de su tio en Montefrio (Granada) por un delito de amenazas y lo ha absuelto del delito de homicidio en grado de tentativa, que le imputaban el Ministerio Fiscal y la acusacion particular, segun la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press.
El tribunal ha decidido tambien prohibirle que se acerque a las victimas en un radio de 500 metros durante un periodo de tres anos, ademas de que indemnice a su tio, C.O.R. en 185 euros por los danos causados y en 1.000 euros en concepto de ‘pecunia doloris’, y a la hija de este T.O.A. en otros 1.000 euros. Asimismo, la Audiencia decreto el comiso de la escopeta del calibre 12, marca Z.H. a la que se le dara destino legal.
Los hechos ocurrieron el pasado 8 de junio de 2003, cuando el acusado se dirigio al domicilio de su tio, Carlos O.M., un cortijo situado en la localidad granadina de Montefrio. El procesado, que mantenia «malas relaciones» con dicho pariente por motivos familiares, iba provisto de una escopeta del calibre 12 y varios cartuchos.
Cuando el sobrino de la victima llego al domicilio, llamo a la puerta y pregunto: «esta Juan Manuel», a lo que su tio contesto que no era el, tras lo cual el acusado «con intencion de alcanzar a su victima y matarlo» disparo junto a la puerta, para introducir posteriormente la boca de la escopeta por el hueco y disparar al interior del cortijo.
Una vez pudo el acusado entrar en el cortijo, se traslado a una esquina de la casa y procedio a hacer otros dos disparos cruzados contra dos ventanas. Los disparos entraron en el interior de la vivienda y ocasionaron desperfectos en varios muebles y electrodomesticos.
El tribunal absuelve al acusado del delito de homicidio porque, segun consta en la sentencia, aunque «el procesado y su tio no se hablaban desde hacia seis anos, lo cierto es que entre ambos no se habia producido incidente alguno» por lo que no se entiende que «sin motivo», dice el tribunal, «quisiera matar a su tio y a su prima hermana».
En este sentido la Audiencia ha destacado que «si matar hubiera sido la intencion, lo hubiera logrado facilmente». Segun el tribunal no «queda probado el animo de matar» del acusado por lo que se le absuelve de los delitos de homicidio en grado de tentativa que le imputaba el Ministerio Fiscal y la acusacion particular.
El tribunal, sin embargo, si ha condenado al acusado de un delito de amenazas previsto y castigado en el articulo 169.2 del Codigo Penal puesto que «los disparos no tuvieron otra finalidad que advertir a su tio de que no molestara mas a su madre y, caso de que continuara con lo que el creia como intencion de aquel de mantener una relacion con ella, le mataria».
Segun la sentencia no se «aprecia ninguna circunstancia modificativa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí