SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, pidio hoy que «no sea ni un eximente ni un agravante» el hecho de ser hijo de Ana Orantes para emitir un determinado dictamen judicial en el caso de J.E.O., detenido el pasado sabado por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de malos tratos hacia su pareja.
En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras la inauguracion de la Feria de la Discapacidad ‘Discap 2005’, Navarro hizo especial hincapie en que «se hace mucho dano a los menores cuando ven situaciones que no son normales en su hogar y que sus padres se relacionan a traves del insulto, la violencia o el maltrato».
«Ellos pueden llegar a interiorizar en un momento determinado que esa es la forma de relacionarse dos personas adultas», lamento. Por ello, sentencio que «con esos mensajes se hace mucho danos a los menores ya que tienden a repetir esas conductas».
En cuanto al caso concreto del hijo de Ana Orantes, la consejera indico que «lo primero es tener en cuenta la resolucion judicial y todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario» y quiso dejar claro que esta determinada circunstancia «no puede ser evidentemente un eximente pero tampoco un agravante».
La titular del Juzgado de Instruccion numero 1 de Santa Fe (Granada) decreto el lunes libertad con cargos y medidas penales y civiles, entre las que destaca una orden de alejamiento de seis meses, para esta persona por «un supuesto delito de maltrato en el ambito familiar».
J.E.O. es hijo de Ana Orantes, asesinada el 17 de diciembre de 1997 por su marido, que la rocio con gasolina y le prendio fuego despues de que ella acudiera a un programa de television para relatar su experiencia como mujer maltratada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí