GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)

La Audiencia provincial de Granada ha absuelto a la mujer, el hijastro y un cunado de un empresario de la costa granadina que fueron juzgados el pasado 22 de abril tras ser acusados de pegarle una paliza al hombre para que desistiera de la demanda de separacion matrimonial interpuesta, previamente, de mutuo acuerdo.
Segun la sentencia, a la que ha tenido acceso hoy Europa Press, el tribunal absolvio a los tres acusado por «no reputarse suficiente la declaracion del empresario, J.L.B., para considerar destruida la presuncion de inocencia» que los asiste.
El Ministerio Fiscal habia solicitado, en sus conclusiones finales, la pena de 18 anos de prision para la mujer y el hijastro y elevo de cuatro a nueve anos la pena para el cunado por los delitos de lesiones, detencion ilegal, extorsion y obstruccion a la Justicia.
Durante la celebracion del juicio, la victima explico que fue «agredido brutalmente» tras negarse a pedirle a su abogado que desestimara la demanda de divorcio interpuesta de mutuo acuerdo y nego «haber firmado los documentos para pedirle a su mujer una segunda oportunidad». J.L.B. declaro que fue «secuestrado y agredido con una silla» y posteriormente lo trasladaron a otras zonas de la costa.
En su declaracion, J.L.B. tambien insistio en que los acusados le dijeron que «habia personas dispuestas a acabar con mi vida por 30.000 o 40.000 pesetas, si decia algo a la Policia».
Los acusados, mujer, hijastro y cunado del empresario, por su parte, negaron en todo momento haberle propinado una paliza a J.L.B. La mujer, D.G.C., afirmo, durante la declaracion en el juicio, que su marido «salio el jueves al mediodia, 29 de mayo, y no volvio hasta el lunes dia 2 de junio» por lo que, segun declaro, no estaba en el domicilio que compartian cuando se produjeron los hechos.
El hijastro, acusado –al igual que la mujer– de delitos de lesiones, detencion ilegal, extorsion y obstruccion a la Justicia, manifesto que «las relaciones entre su madre y su padrastro estaban deterioradas» y tambien nego que la victima permaneciera en el domicilio familiar los dias en que se relatan los hechos.
Asimismo continuo el hijo, «lo llame el domingo por la noche, despues de que mi madre me dijera que habian mantenido una fuerte discusion» y no lo viera en todo el fin de semana.
Ademas de madre e hijo, tambien declaro como acusado el hermano de la mujer, A.G.C., que nego los hechos que se le imputaban y afirmo que «no vi a su marido durante esos dias».
El tribunal que lo juzgo considero que la declaracion del empresario es «objetivamente inverosimil por su propio contenido» y carece de «logica». Asimismo, la sentencia recoge «ciertas contradicciones y ambiguedades» en la declaracion del marido, que resultan «llamativas».
En este sentido, el tribunal senalo que las llamadas del empresario a su abogado, que en el juicio manifesto fueron a la mujer de este; la obtencion del dinero, que en el juicio dijo no haber conseguido; y el viaje a Cotobro son insuficientes para «destruir la presuncion de inocencia de los tres acusados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí