Falsificaban documentos para obtener créditos y comprar viviendas y coches que revendían a precios inferiores a los de mercado

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a un grupo de estafadores que operaban en Granada, Toledo y Madrid, con amplios antecedentes policiales, especializados en la falsificación de documentos, usurpación de estado civil y estafas, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado remitido a Europa Press.

La actividad principal de los detenidos consistía en la falsificación de documentos, previamente sustraídos o manipulados, y su posterior uso para obtener financiación en la compra de vehículos a nombre de diferentes personas. También vendían los coches a precios inferiores a los de mercado y adquirían y revendían inmuebles utilizando ese mismo procedimiento.

La operación, desarrollada por agentes adscritos a la Sección de Investigación de la Seguridad Social de la UDEV Central, se desarrolló a raíz de las investigaciones iniciadas en octubre pasado al comprobar que una persona, de forma habitual y periódica, acudía a Administraciones de la Seguridad Social en Madrid, solicitando y obteniendo informes de vida laboral de múltiples trabajadores, aportando para ello fotocopias de los DNI de los mismos, así como autorizaciones supuestamente firmadas por los titulares de la información demandada.

El solicitante de estos informes laborales fue identificado como Arturo Rafael A. F., y se constató que tenía «amplios antecedentes policiales» por estafa y falsificación. Gracias a estas primeras indagaciones, se logró identificar a los restantes miembros del grupo y determinar su participación en las distintas actuaciones delictivas que llevaban a cabo.

La persona que recibía los informes laborales fue identificada como Antonio Manuel M. A., residente en Pantoja (Toledo), con antecedentes por falsificación y estafa. Antonio Manuel M.A. recibía los informes facilitados por Arturo Rafael A. F. y se encargaba de preparar las falsificaciones. También presentaba la documentación y retiraba los vehículos adquiridos y, junto a su compañera sentimental, Elisa Isabel M. Z., falsificaba permisos de conducir que proporcionaba a diferentes personas.

Los restantes integrantes del grupo, que participaban activamente en la presentación de documentos falsos ante las entidades bancarias y en la retirada y posterior venta de los vehículos, son Alberto O.O., alias ‘Bollito’, Manuel Ángel M. M., Antonio G. Z. y José Antonio O. C., alias ‘Orteguita’, todos ellos delincuentes habituales, residentes en Granada, detenidos por su supuesta pertenencia a esta organización delictiva.

MODUS OPERANDI

Las investigaciones policiales han permitido averiguar que el grupo desarticulado sustraía a numerosas personas sus Documentos Nacionales de Identidad, bien por sí mismos o utilizando a otros delincuentes. Posteriormente, utilizando fotocopias de estos documentos robados, falsificaban solicitudes de informes y autorizaciones para retirar la información por persona distinta al interesado.

Los documentos y solicitudes manipuladas eran presentadas en Administraciones de la Seguridad Social, obteniendo de este modo informes de vida laboral de los titulares de los DNI. También con este método obtenían certificados de declaraciones fiscales en la Agencia Tributaria y etiquetas identificativas, con lo que tenían acceso tanto a los datos laborales como a la situación financiera de los titulares de los documentos originales.

Con estas informaciones confeccionaban falsos contratos laborales y nóminas, manipulando asimismo los informes de vida laboral obtenidos y las declaraciones fiscales, los cuales eran presentados en entidades financieras y bancarias al objeto de obtener la financiación o crédito en la compra de vehículos a nombre de los titulares de los D.N.I., cuya personalidad usurpaban, manipulando las fotocopias de los mismos. Una vez que se realizaba la compra del coche lo revendían a terceras personas, a precios inferiores a los de mercado.

A finales del pasado año, Antonio Manuel M. A., decidió ampliar el campo de operaciones a la actividad inmobiliaria, procurándose documentos falsos para la obtención de préstamos bancarios destinados a la adquisición de viviendas. Actuaba en connivencia con Juan G. M., administrador de una inmobiliaria de Madrid. En estas operaciones, Antonio Manuel era el encargado de captar a los compradores, que en la mayoría de los casos eran ciudadanos extranjeros, así como de manipular los documentos precisos para obtener el préstamo hipotecario en la entidad bancaria correspondiente.

Las investigaciones practicadas determinaron además que durante los meses de marzo y abril fueron adquiridos dos vehículos a nombre de una supuesta persona, residente en Madrid, a quien le habían sido sustraído el DNI, y de quien habían obtenido sus datos laborales y falsificado otros documentos. Los vehículos fueron financiados en otros tantos concesionarios de Málaga, donde los vendedores reconocieron como la persona que presentó los documentos para tramitar la financiación a José Antonio O.C. y a Arturo Rafael A. F., como el individuo que se encargó de la retirada de los mismos.

Del mismo modo, Arturo Rafael A. F., ha sido denunciado como la persona que presentó varios documentos falsos, a nombre de personas cuyos D.N.I. habían sido sustraídos, para la adquisición de siete vehículos en distintos concesionarios de Madrid, logrando la financiación y compra de cinco de ellos. Sobre Antonio Manuel M. A. también consta una denuncia por haber retirado en un concesionario de Aranjuez un vehículo adquirido por el procedimiento fraudulento expuesto.

REGISTROS

En el registro efectuado en un domicilio de Pantoja, la Policía intervino varios D.N.I. originales (uno de ellos perteneciente a la persona a cuyo nombre habían sido comprados los tres vehículos en Málaga), multitud de fotocopias de este tipo de documentos, así como solicitudes de informes de vida laboral y de declaraciones fiscales con firmas falsificadas, contratos de trabajo, extractos de cuentas bancarias y nóminas igualmente manipuladas,.

En la empresa inmobiliaria de Madrid, fueron intervenidos diferentes expedientes correspondientes a las operaciones de compra-venta realizadas y otras que se hallaban en vías de tramitación.

Por último, en los dos registros realizados en Granada, se han intervenido ocho DNI originales, correspondientes a otras tantas personas, documentos de solicitud de vidas laborales, nóminas falsas preparadas, así como documentos de ingresos bancarios y otros de distinta naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí