MOTRIL (GRANADA), 27 (EUROPA PRESS)

La organización agraria Asaja en Granada repartió hoy 3.000 kilogramos de verdura, entre judías y pimientos, en un centro comercial de la localidad granadina de Motril, en protesta por la «pasividad» del Gobierno ante la desconexión de precios que existe entre origen y destino.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Asaja en Granada, Manuel del Pino, aseguró, tras la conclusión del acto que «ha transcurrido con una doble indignación: la de los agricultores por los bajos precios y la de los consumidores, que se han quedado sorprendidos al conocer la diferencia de precio».

Asaja Granada denunció que los productores perciben 0,22 euros por kilo de pimientos y el consumidor los compra a 2,15 euros, igual que ocurre con otros productos hortícolas como las habichuelas y el pepino holandés, lo que considera una «descontrolada política de precios que encubre prácticas especulativas intolerables».

Asimismo, Del Pino manifestó que «estamos pendientes de que el Gobierno mueva ficha, porque nosotros pedimos doble etiquetado, medidas fiscales y la puesta en marcha de la interprofesional» y anunció que, «si no toma cartas en el asunto, tendremos que adoptar otro tipo de medidas».

Asaja Granada, a través de su secretario provincial, solicitó «precios justos para los agricultores que les permitan salir adelante y competir en los mercados y precios justos para los consumidores y garantías de calidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí