SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordó hoy declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de monumento, el Maristán Nazarí de Granada, fundado como hospital de pobres por el sultán Muhammad V en el siglo XIV y que actualmente sólo quedan restos que permiten apreciar su estructura original como testimonio de uno de los dos únicos edificios de este tipo que se conservan de la antigua Al-Andalus.

El Maristán Nazarí se sitúa en la ladera sur de la colina del Albaicín, junto a la Puerta de los Tableros o Bab al-Difaf, conocida actualmente como Puente del Cadí, que cerraba el acceso a Granada por el cauce del río Darro. Construido sobre otra edificación preexistente, al final de la época musulmana sirvió de manicomio, en el siglo XV se convirtió en Casa de la Moneda y posteriormente pasó a ser propiedad de los frailes mercedarios descalzos del Convento de Belén.

En el XVIII el edificio se transformó para su uso como almacén de vinos y después se destinó a presidio y casa de vecinos hasta su práctica demolición a mediados del siglo XIX. Los vestigios que actualmente se conservan permiten definir la estructura del Maristán como una edificación de planta rectangular en cuatro crujías dispuestas alrededor de un patio central, donde se localiza una alberca.

Las crujías se dividen en estancias cuadradas comunicadas entre sí y conectadas con el patio a través de una galería. Según las fuentes documentales, los dos lados menores de la alberca estaban flanqueados por dos leones de mármol gris, actualmente localizados en La Alhambra.

LA LÁPIDA FUNDACIONAL, EN EL MUSEO DE LA ALHAMBRA

Las excavaciones realizadas también han propiciado el hallazgo de diversos elementos decorativos de la desaparecida portada principal, correspondientes a pilastras, cenefas de doble cinta entrecruzadas y paneles de decoración geométrica e inscripciones cúficas. En esta portada se situaba asimismo la lápida fundacional del hospital, realizada en mármol blanco y con forma de arco de herradura, que actualmente se expone en el Museo de La Alhambra.

La transformación del edificio en el siglo XV como Casa de la Moneda conllevó, entre otras remodelaciones, la creación de una estancia denominada Sala del Tesoro, donde se han localizado dos escudos, uno del reinado de Carlos V y el otro del de Felipe II.

Finalmente, bajo el edificio nazarí también se han documentado los restos de una qawraya o corredor cubierto que permitía subir el agua del río mediante carros y caballerías. A partir del siglo XI, con la expansión de la ciudad hacia el llano y la construcción de las murallas que dejaron al río en la parte de intramuros, la qawraya perdió su función.

La declaración como Bien de Interés Cultural aprobada hoy establece una zona de protección en torno al monumento que abarca inmuebles, parcelas y espacios públicos y privados de las calles Bañuelo, Carrera del Darro, Concepción de Zafra y Portería de la Concepción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí