GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

El delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Luis Rubiales, medió hoy entre los sindicatos y la patronal del sector de limpieza para evitar la paralización de la negociación del convenio provincial del sector, tras la falta de acuerdo por las posturas «distantes» de ambas partes, instando a las mismas a celebrar una nueva reunión el próximo viernes.

En declaraciones a Europa Press, Rubiales señaló que tanto los sindicatos como Aselip, reunidos desde esta mañana pidieron su intervención sobre las 13.30 horas, para avanzar en el tema económico.

Así, explicó que los sindicatos han mantenido su postura inicial y han propuesto que en tres años se consiga la convergencia económica con los trabajadores de Ciusa, para a partir de ahí en los cuatro años siguientes conseguir la convergencia con Inagra.

Por contra, la patronal defendió que la convergencia con Ciusa en un periodo de diez años, al tiempo que sostuvo que esta convergencia no sería uniforme en todos los pueblos, tardando en unos casos mucho más que en otros.

El delegado pidió a ambas partes, que no han sido capaces de consensuar sus propuestas de tipo económico, que «flexibilicen» sus posturas, insistiendo a los sindicatos en que «tendrán que amoldarse a la imposibilidad de que en tres años se pueda conseguir equiparación con Ciusa y en cuatro años Inagra».

Por su parte, Rubiales pidió a Aselip que elabore una proyección económica «pueblo a pueblo» de lo que supondría la equiparación de sueldos que piden los sindicatos y otra con «el horizonte temporal» que proponga la patronal como «razonable».

Rubiales consideró que la negociación esta en un «punto complicado», pero valoró como «muy importantes» que ambas partes no hayan roto la negociación, aunque las posturas sean tan «distantes», ante lo que manifestó que «todavía no se puede perder la esperanza» y se culmine el proceso con un convenio de limpieza para la provincia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí