MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a la supuesta célula española de Al Qaeda dejó hoy en libertad provisional al periodista de la cadena de televisión Al Yazira Taysir Alony, por motivos de salud. La Sala hizo pública su decisión al principio del juicio, y decretó que Alony comparezca diariamente en la comisaría más cercana a su domicilio.

Al inicio de la primera sesión del juicio, el fiscal pidió al tribunal que valorara si era necesario mantener al periodista Taysir Alony en el interior de la cámara blindada, con el resto de procesados. Además, planteó si era pertinente modificar, por motivos de salud, su situación de prisión atenuada por otra de libertad provisional.

El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, hizo público un auto por el que decretó la libertad provisional de Alony, al que le ha impuesto la obligación de comparecer diariamente en la comisaría más cercana a su domicilio en Alfacar (Granada) -aunque mientras esté en Madrid esta medida será innecesaria-, y la prohibición de abandonar el territorio nacional.

A partir de ese momento, Alony, para quien el fiscal pide nueve años de prisión por integración en organización terrorista, siguió el juicio desde los bancos situados frente al tribunal, fuera de la «pecera» de cristal donde están los otros procesados.

El periodista ingresó en prisión incondicional en dos ocasiones por orden del juez Baltasar Garzón, la primera en septiembre de 2003 y la segunda en noviembre de 2004. El propio Garzón atenuó la medida en ambas ocasiones por motivos de salud, por lo que el periodista estaba ya en su domicilio de Alfacar aunque sometido a vigilancia policial.

El presidente del tribunal también ordenó que el procesado Jamal Huseein, para quien el Ministerio Público pide la misma pena que para Alony, abandonara la cámara blindada también por motivos de salud y para que tuviera una mejor ventilación, ya que padece una cardiopatía aguda.

Gómez Bermúdez no dejó a los abogados defensores plantear cuestiones previas y les indicó que las mismas, ya expuestas en sus escritos de conclusiones, se resolverán en la sentencia. Asimismo, les instó a que las citadas cuestiones se fueran presentando por escrito a lo largo de toda la vista oral y que las hicieran públicas en el trámite de informes finales de conclusiones.

PROTESTA DE «ABU DAHDAH»

A pesar de ello, el abogado de «Abu Dahdah», Jacobo Teijelo, pidió la nulidad de las actuaciones, en virtud del artículo 240.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, y argumentó que España carece de jurisdicción para juzgar esta causa al existir un procedimiento similar contra Al Qaeda en Estados Unidos. Asimismo, reclamó la nulidad de las escuchas telefónicas practicadas, por haber sido «obtenidas abiertamente en fraude» por no haber sido autorizadas.

Esta situación provocó un rifirrafe entre Gómez Bermúdez y el letrado, que protestó por la decisión del presidente del tribunal de no permitir la exposición de las cuestiones previas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí