El equipo de gobierno dice que el auto les da la razón ante la «payasada» del PSOE y estudia presentar una querella por injurias

GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)

El juzgado de Instrucción número 7 de Granada ha ordenado el sobreseimiento provisional y consiguiente archivo de la causa incoada tras la denuncia interpuesta por el PSOE contra el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y siete miembros de su equipo de gobierno por un presunto delito de prevaricación al entender que los nombramientos de los coordinadores generales de área en el Ayuntamiento realizados por la Junta de Gobierno Local eran ilegales.

En rueda de prensa, el concejal de Personal, Organización y Servicios Generales, Jaime Sánchez Illescas, informó sobre este auto judicial, que viene a «dar la razón» al Ayuntamiento ante la «payasada jurídica» del PSOE, que interpuso una denuncia por la vía penal, cuando este tema habría de resolverse en el vía contencioso-administrativa, según explicó.

Así, el auto decreta el sobreseimiento y archivo de las diligencias porque «no ha quedado debidamente justificada» la perpetración del delito que motivó la apertura de las mismas, «toda vez que la denuncia inicial hay que enmarcarla en el marco de un debate político» y porque «dichos acuerdos–sobre los nombramientos–, han sido debidamente impugnados por las personas que se estiman perjudicadas ante la jurisdicción contencioso administrativa».

En el auto se establece que «no existen motivos objetivos ni serios que permitan estimar que los denunciados hayan podido incurrir en algún delito de prevaricación de los que se les imputa».

Sánchez Illescas expresó su «satisfacción» por la resolución judicial y anunció que el equipo de gobierno estudiará si interpondrá una querella contra el PSOE por injurias y calumnias.

Además, manifestó que el auto ratifica la postura del equipo de gobierno en el Consistorio sobre que el «foro adecuado» para dirimir esta cuestión es el contencioso administrativo.

Recordó que existen tres procedimientos abiertos por esta causa por la vía contencioso-administrativa, interpuestos por dos funcionarios del Ayuntamiento y por el sindicato UGT, a la vez que informó que existe un cuarto, interpuesto por el PSOE, que está pendiente de su admisión por parte del juzgado.

Para Sánchez Illescas, esta denuncia ha desencadenado una «crisis» en el PSOE, ya que la demanda por la vía penal se presentó por la agrupación del PSOE sin contar con la aprobación del grupo municipal socialista, que, en su opinión, fue el «desencadenante» de la dimisión de los concejales socialistas, José Moratalla y Juan Montabes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí