Expertos señalan que la automatización del hogar «ya no es ciencia ficción sino una realidad», en el marco III Salón Inmobiliario

ARMILLA (GRANADA), 16 (EUROPA PRESS)

En el marco de la tercera edición del Salón Inmobiliario de Andalucía se ha celebrado la primera Jornada sobre ‘Domótica e inmótica: Gestión y control inteligente’ en el que distintos expertos han puesto de manifiesto que la automatización del hogar «ya no es ciencia ficción sino una realidad», señalando que una vivienda puede contar con un sistema domótico por precios que oscilan entre los 700 y 1.800 euros.

En las jornadas organizadas por Fermasa y la Asociación de Inmótica y Domótica Avanzada (AIDA), diferentes empresas del sector han mostrado las última novedades y productos de automatización del hogar, que se están convirtiendo en un producto de consumo más.

Según informó Fermasa en un comunicado remitido a Europa Press, los expertos señalan que el 2005 «es el año de la domótica». La domótica o la automatización del hogar, dota a la vivienda de tecnología electrónica capaz de gestionar su seguridad y confort mientras que la inmótica, realiza la misma función en edificios de oficinas, residencias, hoteles, etc. pero con el mismo objetivo, es decir, aplicar la domótica a la gestión técnica de estos grandes edificios.

Para Bernardo Almonacid, presidente de AIDA y profesor de la Universidad de Jaén, «los promotores y constructores han empezado a hacerse eco y a interesarse por estos productos y a considerarlos una realidad y un producto más de consumo».

Las características de los mismos implica que su evolución sea «constante y al igual que la telefonía móvil cada seis meses aparecen nuevos en el mercado», indicó Almonacid.

Los pilares de la domótica se basan en la seguridad, el confort, la comunicación remota y en ser energéticamente eficientes con el ahorro energético.

El control remoto de la vivienda con alarmas que indican si existe fuga de agua, fuego, la presencia de intrusos ya que nos avisa telefónicamente si ha habido algún cambio, así como en casos de teleasistencia.

Igualmente, este sector está avanzando también en los servicios que presta a personas con discapacidad como el control de toda la vivienda a través de la voz o a través de una pantalla táctil.

Con un sistema domótico, a través del control remoto se puede cambiar y acceder a la vivienda y telefónicamente se puede ordenar que se encienda la calefacción o la alarma del hogar.

El presidente de AIDA señala como principal beneficiado, en primer lugar, al consumidor, aunque también los promotores y constructores se ven beneficiados con la revalorización del producto y además se favorece el ahorro energético, a lo que hay que añadir también la creación de nuevos puestos de trabajo y la evolución del sector.

Aunque la evolución es lenta, la domótica llegó a nuestro país en 1988, hace falta un «gran empujón» para que la sociedad conozca y demande estos productos que son ya una realidad y que por 700 euros y hasta los 18.000 se pueden disfrutar en una vivienda que cuente con un sistema domótico, según Almonacid.

El Salón Inmobiliario que mañana cierra sus puertas acoge a 70 empresas del sector en una exposición de 6.000 metros cuadrados y espera recibir más de 15.000 visitantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí