GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Cúllar detuvo ayer por la tarde a dos jóvenes, A.F.T. de 21 años de edad, vecino de Algeciras (Cádiz), y O.B., de 27 años, marroquí vecino de Huéscar (Granada), a los que sorprendió con 2.072 gramos de polen de hachís ocultos en el vehículo de alquiler en el que viajaban.

En un comunicado de prensa remitido hoy a Europa Press, la Guardia Civil informó de que la intervención se produjo a las 17.30 horas de ayer en el kilómetro 160 de la antigua N-432, en el estacionamiento de una conocida venta, en el término municipal de Cúllar.

La Guardia Civil interceptó en un control de carretera que estaba realizando en dicho lugar un turismo Fiat Punto en el que viajaban dos personas jóvenes. Los dos ocupantes del vehículo se pusieron «muy nerviosos» cuando la Guardia Civil les pidió que se identificasen y se contradijeron al responder de dónde venían, por lo que los guardias civiles decidieron registrar el vehículo.

Cuando los agentes golpearon una de las puertas del vehículo, un ruido sospechoso les llevó a destornillar el altavoz, y en el hueco apareció casi un kilogramo de polen de hachís, por lo que trasladaron a los dos jóvenes y al vehículo al acuartelamiento de la Guardia Civil de Cúllar, en donde lo registraron más a fondo y localizaron en el hueco del altavoz de la otra puerta, y bajo la rueda de repuesto, otro kilo de droga.

DESMANTELADO UN PUNTO DE VENTA DE DROGA EN LA MAMOLA (GRANADA)

La Guardia Civil detuvo en la localidad costera de La Mamola a una pareja de súbditos marroquíes que tiene su domicilio en esa localidad por un presunto delito de tráfico de droga y desmanteló un punto de venta de droga al menudeo que tenían en su domicilio.

Los guardias civiles de la Sección Fiscal de Motril y del Puesto de La Mamola sospechaban que los detenidos se dedicaban a la venta de droga al menudeo y constataron durante las vigilancias que efectuaron en las inmediaciones de su domicilio que acudían numerosos jóvenes, sobre todo, menores de edad marroquíes, a comprar dosis de hachís, por lo que solicitaron un mandamiento de entrada y registro a la autoridad judicial.

En el registro, en el que también participó un perro detector de droga de la Guardia Civil, los agentes localizaron 52 dosis de hachís ocultas en una caja en el salón de la vivienda y detuvieron a los dos moradores de la vivienda, los marroquíes N.G., de 26 años de edad, y su compañera sentimental Z.C., de 35 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí