GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas en las localidades granadinas de Loja, Atarfe y Armilla por denunciar falsos delitos con los que encubrir sus propios desmanes o para estafar al seguro, según informó el Instituto Armado en un comunicado remitido a Europa Press.

Así, el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Armilla detuvo a un joven de Churriana de la Vega, J.F.G., de 20 años de edad, que el pasado lunes por la tarde denunció al Ayuntamiento de su localidad porque había sufrido un accidente en una de las calles porque una alcantarilla estaba sin tapadera y había metido la rueda de su vehículo dentro, destrozándolo.

Las pesquisas de la Guardia Civil desmintieron, no obstante, los hechos denunciados y demostraron que el joven había sufrido un accidente esa misma tarde del lunes 25 metros antes y había destrozado la rueda de su turismo contra el bordillo, en donde aún quedaban evidencias del golpe y restos del vehículo.

Al ser detenido, el joven confesó que quería que el Ayuntamiento le arreglase la avería de su coche y que con la ayuda de unos amigos suyos arrastró el vehículo hasta la alcantarilla, retiró la tapa y metieron la rueda dentro para simular que el accidente había ocurrido por culpa de la falta de dicha tapadera en la alcantarilla. Tras prestar declaración en presencia de su abogado, y al tener domicilio conocido, fue puesto en libertad y a disposición judicial.

Por otro lado, en el cuartel de la Guardia Civil de Atarfe otro de los detenidos, que responde a las iniciales J.C.G.S., de 25 años de edad, denunció el pasado día 22 de marzo que había solicitado hace unos meses una tarjeta de crédito a una entidad bancaria, que no la había recibido y que, sin embargo, le habían cargado 946 euros en la cuenta corriente por pagos entre los días 19 de enero y 2 de febrero con dicha tarjeta, por lo que sospechaba que alguien se había apoderado de ella.

La Guardia Civil de Atarfe posteriormente ha comprobado que el detenido sí que había recibido dicha tarjeta y que la firma que figuraba en los comprobantes de compra era la suya. Al ser detenido, el joven confesó que no quería que su madre, con la que comparte la cuenta corriente, se enterase que se había gastado parte del dinero en clubes de alterne.

El joven, detenido el pasado lunes por un presunto delito de simulación de delito, fue puesto en libertad tras prestar declaración junto con su abogado.

Además y en la localidad de Loja la Guardia Civil ha imputado a un padre y a su hija, J.F.G., de 40 años de edad, y S.F.G., de 19 años, por denunciar que le habían sustraído un bolso en el interior del tren para luego intentar cobrar del seguro.

El pasado día 21 de marzo padre e hija denunciaron en el acuartelamiento de Loja que esa tarde, en el tren que cubría el trayecto Granada-Loja, le habían sustraído un bolso valorado su contenido en más de 600 euros, denuncia que luego presentaron ante su seguro para cobrar una indemnización.

Las contradicciones manifiestas en las declaraciones de los denunciantes y las pesquisas posteriores han permitido a la Guardia Civil averiguar que dicho robo nunca ocurrió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí