GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos UGT y CC.OO han vuelto a concentrarse hoy en protesta por la muerte del trabajador que falleció ayer en La Zubia en un acto en el que el secretario general de UGT en Granada, Mariano Campos, criticó «las ganas de negar la evidencia» tras las afirmaciones de la Delegación de Empleo y patronal en relación a que el obrero no trabajaba para esta obra y fue un «desgraciado» accidente.

En declaraciones a los periodistas tras la concentración de cinco minutos de silencio en la puerta del edificio de los sindicatos, Campos dijo que declaraciones como que «el trabajador pasaba por allí son las clásicas declaraciones de pseudos empresarios queriéndose quitar el muerto de encima».

Además, para el sindicalista, «la evidencia no puede ser más clara», ya que, según dijo, «junto al cadáver del trabajador se encontraba el martillo o las puntas con las que éste estaba encofrando».

Así, sostuvo que las informaciones que señalan a que no trabajaba para la empresa «son ganas de negar la evidencia» porque señaló «estamos absolutamente convencidos que eso no prospera en la apertura subsiguiente de la investigación judicial y es una falacia empeñarse en este tipo de cosas».

Campos manifestó así que hay que dar «un paso más» para el cumplimiento de la Ley de Riesgos Laborales y pidió a las Administraciones que se impliquen a otro nivel y no solo instucionalmente solicitando así que Ministerio de Trabajo y Junta de Andalucía se pongan de acuerdo en habilitar los inspectores de trabajo «para doblar la plantilla de inspectores en esta provincia».

Según afirmó, se va hacia «un incumplimiento claro» de una promesa electoral de creación de 1.000 puestos más de inspectores de trabajo en la legislatura, porque según denunció no es suficiente la convocatoria de 35 nuevos inspectores para este año.

Para Campos, todas las medidas de inspección tienen que ir dirigidas a las pequeñas y medianas empresas «que por falta de cultura o por falta de medios son los destinatarios directos a burlar la ley y son las que están causando la mayoría de las víctimas mortales».

Por ello, insistió en que «la vigilancia y la inspección de las pymes en la cadena de las subcontrataciones es de una necesidad vital y urgente», para lo que se necesita «la habilitación de los técnicos de la Junta como inspectores y la convocatoria de 1.000 inspectores en todo el estado español».

Por su parte, el secretario general de CC.OO en Granada, Rafael Roldán, señaló que desde los sindicatos se va a denunciar y condenar a los empresarios que incumplan la Ley de Riesgos Laborales «pero también a los trabajadores».

Para Roldán, la situación de víctimas de siniestralidad laboral en la provincia de Granada «clama al cielo» y es que en la provincia en lo que va de año se han producido 49 accidentes laborales graves y diez víctimas mortales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí