GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer a P.H.J., de 33 años, sin domicilio conocido, por los presuntos delitos de coacciones, amenazas y daños al irrumpir a la fuerza en una guardería de la zona norte de la capital amenazando con una botella de cristal en busca de su mujer e hija.

Según informó la Jefatura Superior de Policía en un comunicado remitido a Europa Press, los hechos sucedieron pasadas las 15.00 horas de ayer cuando el ahora detenido accedió a la guardería, tras empujar a una educadora que estaba en la entrada con un niño en brazos.

Tras acceder al centro, donde se encontraban en esos momentos las educadoras con gran cantidad de niños de edades comprendidas entre los tres y los cinco años, el reseñado comenzó a gritar amenazando al personal con una botella de cristal que portaba en la mano para que le dijeran donde se habían escondido su mujer e hija, a la vez que daba patadas y golpeaba el mobiliario, asustando a los pequeños, «viviéndose momentos de gran tensión, ante la perplejidad de las empleadas, ya que allí no se había escondido nadie».

Varias dotaciones fueron necesarias para inmovilizar e introducir en el vehículo policial al ahora detenido, quien en todo momento mostró una actitud «extremadamente violenta» y llegó a arrancar la placa insignia del uniforme a uno de los agentes, arrojándola al suelo.

El detenido, que cuenta con un total de 18 detenciones anteriores por diversos motivos, ha pasado en la mañana de hoy a disposición judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí