La Junta critica la «deslealtad» del Ayuntamiento y que ayer les dejara «absolutamente solos» ante los vecinos

GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Granada ha decretado hoy la paralización de las obras de las catas del metro que la empresa Geotécnica del Sur realiza en el Camino de Ronda por no disponer ésta de la autorización municipal preceptiva, según informó hoy el portavoz del equipo de Gobierno, Luis Gerardo García Royo, después de que ayer se produjera la rotura de una conducción del gas que obligó a desalojar a tres edificios de viviendas.

El concejal del área de Mantenimiento del Ayuntamiento de Granada, Vicente Aguilera ha firmado hoy este decreto por el que paraliza «de forma inmediata» las obras, y al mismo tiempo que solicita a la empresa encargada de las obras, Geotecnica del Sur, a que presente el planning de obra, el plano general de la zona con la ubicación de las catas, el plazo de ejecución por cata y el plazo de ejecución total. También pide el tipo de maquinaria a emplear y los metros cuadrados de ocupación de vía pública junto con las restricciones de tráfico si las hubiere.

Por su parte la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Teresa Jiménez, criticó la deslealtad del Ayuntamiento de la capital y que les dejara «solos» frente a los vecinos tras la rotura de la conducción de gas, al tiempo que informó que desde la Consejería de Obras Públicas se ha abierto un expediente informativo para conocer «al milímetro» las razones que llevaron a cometer ese error que produjo la rotura de la tubería.

Manifestó su extrañeza por la actitud del Ayuntamiento con quien dijo se habían mantenido reuniones previas para determinar el número de catas, dónde iban ubicadas y en qué fechas se iba hacer, además de solicitar la correspondiente autorización.

Jiménez sostuvo que para la Junta «lo más importante en la construcción del metro de Granada es la seguridad de los vecinos» y recordó que «hemos ido a un modelo de metro soterrado por decisión de este alcalde» y que la Junta de Andalucía «defendió siempre un metro en superficie como la mejor solución técnica para Granada».

Por ello, solicitó al Ayuntamiento de Granada, «poder trabajar conjuntamente y un poquito más de lealtad», destacando que «no queremos encontrarnos como ayer, absolutamente solos, de cara a los vecinos».

Así, destacó que el metro es una infraestructura clave para Granada y el área metropolitana, por lo que «esperamos lealtad institucional, colaboración y toda la ayuda técnica y política que sea posible para llevar esta obra compleja y difícil a buen puerto», por lo que no auguró un futuro «halagüeño» para esta obra. Asimismo, criticó al Ayuntamiento por «sacudirse la responsabilidad al haber determinado esta modelo de metro».

Jiménez informó de que, una vez se reanuden las obras, se harán catas manuales previas para trabajar «con la máxima seguridad» y concluyó señalando que con la actitud del Ayuntamiento se están «ralentizando» las obras del metro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí