Fundación Caja Rural subvenciona con 6.000 euros a la asociación que trabajará para incentivar a mujeres rurales en el mundo empresarial

MONTEFRIO (GRANADA), 07 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Mujeres y Familias del Ambito Rural (Amfar) de Granada firmó hoy un convenio con la Fundación Caja Rural de Granada por el cual ésta concede una subvención de 6.000 euros destinados a impartir cursos de formación a mujeres rurales, con el objetivo de incentivar su entrada en el mundo empresarial.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de esta asociación en Granada, Covadonga de la Roza, informó de este convenio cuya firma tuvo lugar hoy en el municipio granadino de Montefrío, contando con la presencia de la presidenta nacional de Amfar, Lola Merino, así como de representantes de los ministerios de Trabajo y de Agricultura y de la Fundación Caja Rural.

De la Roza explicó la importancia de este convenio que financiará exclusivamente cursos de formación para mujeres rurales interesadas en crear empresa en Granada, «aunque el ámbito de actuación en estos momentos sea comarcal, atendiendo a las necesidades de las mujeres de la comarca del Poniente Granadino».

En este sentido, señaló que en el pasado año gracias a la «labor de formación y apoyo» de la Asociación se han conseguido implantar varias empresas dirigidas por mujeres en los municipios de Montefrío y de Illora, una de ellas dedicada a la restauración de muebles y otra a catering.

De la Roza destacó que desde la implantación de Amfar en Granada hace ocho años, la asociación ha ido aumentando el ámbito de actuación para seguir trabajando dentro del ámbito del asociacionismo en los municipios de la provincia, puesto que Amfar es una asociación sin ánimo de lucro y declarada de Interés Social por la Junta de Andalucía, que cuenta en la actualidad con más de 600 asociadas.

Por su parte, la presidenta nacional de Amfar, Lola Merino, señaló a Europa Press que este convenio es «muy positivo» y viene a ahondar en el objetivo de la Asociación que es «establecer una relación con las instituciones tanto públicas como privadas para desarrollar medidas y actividades que lleven consigo la defensa de derechos e intereses de las mujeres rurales».

Merino subrayó que una de las principales necesidades de la mujer en el ámbito rural es la formación y este convenio permitirá realizar actividades formativas, jornadas y seminarios dirigido a las mujeres rurales para abordar temas como la gestión de empresas, la conciliación de la vida laboral y familiar, etc.

Amfar se constituyó como asociación en el año 1991 y cuenta con 43 sedes provinciales y 13 a nivel regional, con 82.500 mujeres asociadas y que desde su nacimiento «esta contribuyendo a hacer desaparecer la invisibilidad que caracterizaba a las mujeres rurales, según sostuvo Merino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí