El comité de huelga acepta el acuerdo aunque sea «un poco abusivo» por el compromiso de Aselip para llegar a un convenio provincial

GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)

La huelga de la basura iniciada el pasado 14 de marzo en la mayoría de los municipios de la provincia de Granada ha quedado desactivada tras alcanzar un acuerdo entre las partes, sindicatos y patronal, ratificado por el comité de huelga, en el que se fija un calendario para negociar un convenio provincial.

El principio de acuerdo «genérico» se ha alcanzado gracias a la mediación del delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Luis Rubiales, quien en la reunión a la que ha asistido el presidente de Aselip, Francisco Jardón, y el comité de huelga ha logrado que se alcanzase este acuerdo para desbloquear la huelga, aunque según informó el secretario de Actividades Diversas de CC.OO, Rafael Hueso en declaraciones a los periodistas éste sea «un poco abusivo».

Así, se ha establecido que de «forma inmediata» se inicie los reuniones de la mesa de negociación que elabore el convenio provincial, que previsiblemente podrían comenzar el lunes próximo, según informó Rubiales, quien señaló que ésta ha sido una de las condiciones del comité de huelga para desbloquear la situación.

Rubiales, indicó que los sindicatos no van a desconvocar la huelga sino que «la van a hacer inactiva por lo que a efectos reales a partir de mañana no va a haber huelga».

En este punto, Hueso explicó que «como no queremos sentirnos engañados», valorarán si las negociaciones de los primeros días avanzan en los «parámetros justos y razonables», indicando «no habrá huelga mientras funcione esta negociación», pero en caso de que una vez iniciada la negociación se observara que se actúa «de mala fe» por la parte contraria «o que las gestiones que se están haciendo no son las adecuadas para que se culmine un acuerdo en un plazo razonable de tiempo se podría activar de nuevo la huelga».

El delegado de Empleo estará presente en la puesta en marcha de la constitución de la mesa negociadora, a petición de los sindicatos, para «tratar de ordenar el debate para darle operatividad y estar a disposición de las partes», según dijo.

COMPROMISO DE LA PATRONAL

Por su parte, Hueso destacó el «compromiso» de la representación empresarial «por primera vez» para constituir la comisión negociadora y que haya un convenio provincial, al tiempo que mostró su esperanza en que la negociación no se dilate en el tiempo.

Además, señaló que «es importante que hoy por primera vez y después de un año aparezca la representación de los empresarios diciendo que están dispuestos a asumir riesgos de tipo económico» y de que también «por primera vez no ponen la condición de que sean los ayuntamientos los que tengan que pagarle».

Así, sostuvo que esto es «un cambio de actitud radical» respecto de su actuación hasta ahora y que desde el sindicato entienden que «viene motivado por la presión ejercida por los sindicatos, Administraciones y la opinión pública para que las empresas asuman su responsabilidad».

Por otro lado, el presidente de Aselip, Francisco Jardón, señaló que espera que en el convenio provincial «tengan cabida todo tipo de intereses», aunque manifestó que el contenido del convenio tendrá que verse en la mesa negociadora».

Aun así, Jardón afirmó que se trata de «un convenio abierto en todos los sentidos», que no puede valorar hasta que no tenga algún punto concreto.

PLANTEAMIENTO «ABUSIVO»

Para Hueso, este planteamiento es «un poco abusivo» ya que se le pide a los trabajadores «buena fe a estas alturas», si bien señaló que «hemos accedido para no perjudicar a los ciudadanos y demostrar nuestras buenas intenciones».

El convenio se hará a partir de «un folio blanco», aunque implícitamente la patronal habla de equiparación económica, de unos tiempos para equiparar los salarios que «se esconden» detrás de las opiniones que Aselip ha lanzado a la prensa, según opinó Hueso.

En la reunión a propuesta de la Delegación de Empleo también han estado presentes los secretarios generales de CC.OO y UGT, Rafael Roldán y Mariano Campos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí