GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)

El Arzobispo de Granada, Javier Martínez Fernández, lamentó hoy la muerte del Papa Juan Pablo II y afirmó que «era un gran Santo de cerca, un Padre excepcional, porque todos hemos podido ver el don de su vida, algo que es un regalo que nunca agradeceremos a Dios lo bastante».

En un comunicado remitido a Europa Press, Monseñor Martínez expresó «su gratitud inmensa al Señor, al conceder al pueblo cristiano y al mundo entero, un hombre de una humanidad excepcional», y añadió que «su vida era por entero, como decía su propio lema, ‘Todo Tuyo’; su vida era por entero de Dios».

Igualmente, sostuvo que todo esto «le ha hecho posible amar al hombre, a todos los hombres, y a cada uno de una manera especial, de un modo extraordinario hasta el fin de su vida, dando testimonio de amor a la humanidad, lo que es una gracia enorme, en un mundo tan sin referencias, y en un mundo tan sin figuras a las que mirar, como el nuestro».

Asimismo, indicó que «el Señor no ha dejado jamás de darle a su Iglesia lo mejor en cada momento. Entonces, no hay lugar para la tentación. Hay que orar por aquellos que tienen la responsabilidad de elegir al nuevo Pontífice para que el Señor les de sabiduría, pero con la certeza de saber que el Señor no abandona a su Iglesia, no la ha abandonado nunca y no la abandonará nunca jamás. Y en esa certeza y en esa alegría vivimos quienes tenemos Fe».

Tras la muerte del Papa en la noche de ayer se celebró una vigilia de oración en la Parroquia del Sagrario de la capital, donde «el sonido de las campanas inundó toda la ciudad tocando a duelo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí