GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)

El juzgado de instrucción 1 de Granada ha decretado el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, de un padre acusado de un delito de malos tratos habituales en el ámbito familiar por agredir a su hija de cinco años de edad a la que flageló con una correa o cinturón, produciéndole «múltiples y contundentes» hematomas en el cuerpo de la niña.

Según el auto de prisión, al que ha tenido acceso Europa Press, se dispone además una orden de protección cautelar de la presunta víctima de los hechos, que fueron denunciados por la madre, que en la vista oral presentó unas «explícitas, dramáticas y contundentes» fotografías de los hematomas que presentaba su hija.

Los estigmas y laceraciones hallados en la menor fueron corroborados por un informe médico y en el caso de la madre el imputado reconoció que le había pegado «alguna guantada» y llamó «puta» a su mujer en su declaración a la Policía Local por lo que también fue dictada una orden de protección a su favor.

Según adelantó hoy el diario Granada Hoy, el hombre, vecino de la zona norte de la capital, fue detenido el pasado martes y ha sido enviado a prisión.

El auto también prohíbe al imputado que se acerque a menos de 500 metros de la madre y de la hija en un tiempo de seis meses y prohíbe por el mismo tiempo acercarse a menos de 500 metros del domicilio de la denunciante, al tiempo que establece el desalojo del denunciado de la vivienda, que se llevará a efecto el mismo día que el acusado abandone la prisión.

En el auto se subraya el menoscabo físico e «indudablemente psíquico sufrido por la menor» y lo que supone «el trauma de haber padecido los azotes y golpes» de su padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí