GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, firmó hoy convenios de colaboración con la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, con la Diputación de Granada y con los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la provincia para la adhesión del servicio de teleasistencia en favor de las mujeres maltratadas, al que podrán acogerse las 800 mujeres que en la provincia cuentan con órdenes de protección por haber sido víctimas de la violencia de género.

En rueda de prensa, Caldera presentó este servicio de teleasistencia que deriva de un plan de medidas urgentes aprobado por el Gobierno y de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, una ley de la que destacó que es «única en Europa y en el mundo».

El sistema consta de un aparato, similar a un teléfono móvil, con GPS, conectado las 24 horas del día a un centro de atención que puede conocer así la situación de la víctima de violencia de género. El contacto con el centro de atención puede establecerse en todo momento y desde cualquier lugar, tan sólo apretando un botón y en la modalidad de manos libres, tras lo cual el centro actuará «inmediatamente» avisando a las autoridades policiales y servicios sociales más cercanos a la víctima.

En Granada podrán acogerse a este sistema unas 800 mujeres que tienen concedida una orden de protección, según informó el ministro y para acogerse a este sistema sólo tienen que dirigirse a los ayuntamientos para solicitarlo.

El Ministerio ha invertido 18,2 millones de euros en este programa que se presta en toda España y pretende ser una medida para reforzar la atención a las víctimas de la violencia de género para contribuir a erradicar con medidas positivas y activas la lacra social que constituye la pervivencia de los malos tratos hacia las mujeres en la sociedad española y que en los últimos seis años ha llevado a la muerte a 394 mujeres, un 60 por ciento de las cuales tenían edades comprendidas entre los 20 y 40 años.

Se trata de un servicio gratuito tanto para la víctima como para los ayuntamientos que se han acogido a este convenio y según el ministro «puede ser un botón para la vida» porque su finalidad es «proteger la integridad física y la seguridad» de las mujeres maltratadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí