GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

Unos 40 trabajadores del servicio de recogida de basura de Granada mantienen un encierro en la Delegación de Empleo desde las 15.00 horas, una decisión que han tomado al ver que «no hay ninguna iniciativa para resolver el conflicto laboral» y tras haber presentado un calendario de huelga al Sercla en el que prorrogan la misma durante un mes más, por lo que llegaría al día 5 de mayo, según informó el secretario de Actividades Diversas de CC.OO en Granada, Rafael Hueso.

En declaraciones a Europa Press, Hueso informó de que hoy se ha presentado al Sercla el preaviso de convocatoria de huelga, al tiempo que se ha pedido la mediación del Sercla.

El sindicato espera que la reunión en el Sercla se celebre el próximo viernes y que acudan los representantes de la patronal, distintas empresas y la asociación que las agrupa, Aselip, y la comisión política nombrada por el PSOE y el PP, encabezada por el alcalde de Loja y la alcaldesa de Cájar, respectivamente.

Hueso criticó la actitud del presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, que asegura que no tiene competencias para mediar en el conflicto, señalando que «aquí competencias no tiene nadie pero trabajo político tampoco hace nadie».

Así, dijo que esto es una «táctica que utilizan las instituciones cuando no les interesa llegar a un arreglo rápido del conflicto y para que abandonemos», ante lo que sostuvo que «tenemos claro que en ese juego no vamos a caer».

Hueso informó que el delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Luis Rubiales, les ha transmitido hoy que no tiene posibilidad de mediar en la negociación «porque la representación empresarial no pide la mediación».

Por su parte, el presidente de Aselip, Francisco Jardón, en declaraciones a Europa Press, señaló que «si los sindicatos cambian de postura y ponen sobre la mesa algo concreto con lo que poder negociar» podrían acudir a la nueva convocatoria del Sercla «porque antes de ir a una reunión quiero saber de qué se va a hablar», señaló Jardón.

Así, destacó la «enorme dificultad» de negociar un convenio provincial para equiparar los sueldos de los trabajadores de toda la provincia con la tabla salarial que se aplica a los trabajadores de Inagra, que prestan su servicio en la capital, ya que dijo que cada empresa tiene contratos públicos con diferentes ayuntamientos de la provincia de Granada.

Además, señaló que las empresas «no están dispuestas a asumir el sobrecosto si se cambian las reglas del juego» y dijo que la propuesta sindical de llegar a un convenio provincial «es perder el tiempo».

En opinión de Jardón, «lo primero que tendría que hacer el sindicato es desconvocar la huelga» y retirar el planteamiento de llegar a un convenio provincial en el plazo de tres o cuatro años porque es «algo inasumible» tanto por las empresas y por los ayuntamientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí