GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará mañana por blanqueo de dinero a seis presuntos traficantes de drogas, que se enfrentan a una petición fiscal de entre tres años y medio y ocho años de prisión, entre ellos el «cabecilla» de la organización, miembro de una familia supuestamente dedicada al tráfico de estupefacientes con importantes vínculos con personas relacionadas con el narcotráfico, y su mujer, ambos con un alto poder adquisitivo.

Según el escrito de acusación fiscal, el supuesto cerebro de la organización, Luis J.S., venía dedicándose «con total impunidad» al suministro y distribución de importantes cantidades de droga –hachís, cocaína y heroína– de forma organizada, actividad de la que ha obtenido «importantes beneficios económicos y un enriquecimiento de su patrimonio que le permite un alto nivel de vida», sin actividad conocida, «hasta el punto» de que llegó a cambiar en el Banco de España 191.500 euros en billetes de 500 entre febrero y abril del año pasado.

Con la finalidad de «ocultar y encubrir» el origen del dinero, llevó a cabo junto al resto de los acusados una serie de operaciones mercantiles «extrañas al tráfico normal» como la apertura de cuentas corrientes y transacciones de bienes «en ocasiones meramente formales», según el relato fiscal.

Muchas de estas transacciones las realizó a nombre de su mujer, Dolores C.F., que es titular de cuatro vehículos de gama alta tasados en 45.150 euros, tres viviendas y otros tantos locales comerciales en la capital, un dúplex y dos aparcamientos en Almuñécar, y un cortijo en Caparacena valorados en más de 700.000 euros, así como numerosas cuentas bancarias, dos de ellas en La Caixa con 83.398 y 60.000 euros, respectivamente.

En las operaciones para ocultar el dinero procedente de la venta de droga, el «cabecilla» se valía del resto de los acusados a modo de testaferros, poniendo vehículos a su nombre, incluso cuando dos de ellos no tienen carné de conducir, o bien haciendo ingresos en cuentas corrientes de las que éstos eran titulares, operaciones de las que hay constancia entre abril y mayo de 2004.

La Policía lo detuvo el 14 de abril de 2004 junto a los también acusados Juan Manuel H.Q. y Sergio R.A. cuando trasportaban más de 60.000 gramos de hachís valorados en 80.385 euros previamente adquiridos en Cádiz. Para ellos pide tres años y medio por un presunto delito de blanqueo de capitales y cuatro años y medio más por otro contra la salud pública, y multas que ascienden a 2.007.168 euros.

Para el resto de los acusados, Dolores C.F., Silvia T.M. y Raquel A.R., solicita tres años y medio de prisión por tráfico de drogas, así como el decomiso de la droga y dinero intervenido en el registro domiciliario efectuado al principal imputado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí