GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

La Federación de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) en Granada ha solicitado al Subdelegado del Gobierno de Granada, Antonio Cruz, que se adopten una serie de medidas encaminadas a solucionar los problemas con los que el sector agrario se encuentra para poder regularizar trabajadores extranjeros.

En concreto, ha pedido que el requisito del empadronamiento sea sustituido por cualquier otro documento, como la tarjeta sanitaria, que demuestre la estancia del inmigrante en España y que se rebaje a las cooperativas el período de contratación laboral de seis a tres meses no continuados, pudiendo dar así opción a ser cumplido el contrato durante el año, según informó esta Federación en un comunicado remitido a Europa Press.

Desde Faeca Granada se considera que estas peticiones vendrían a solucionar los problemas con los que el sector agrario se encuentra a la hora de regularizar trabajadores extranjeros, «que ante la imposibilidad de legalizarlos se encuentran con el mismo problema que tenían antes de la publicación del nuevo Reglamento, si bien con mayor indefensión, si cabe, debido a la presión de la Administración, que reforzará las inspecciones a partir del ocho de mayo y contempla sanciones que podrían ascender a los sesenta mil euros».

Tal y como expone en su correspondiente solicitud el presidente de Faeca en Granada, Miguel del Pino Palomares, el Real Decreto 2393/2004 de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Extranjería en el que se recoge el proceso de regularización de trabajadores extranjeros iniciado el pasado 7 de febrero no soluciona el problema de falta de mano de obra que afecta al sector agrario de la provincia granadina.

El motivo es que los requisitos que el Reglamento establece para regularizar la mano de obra no los reúnen la mayoría de los inmigrantes que se encuentran en la provincia. A tal efecto, el presidente de Faeca Granada señala que los principales problemas para hacer efectiva esta regularización radican en la imposibilidad de parte de los trabajadores extranjeros de acreditar su condición de estar empadronado en España antes del 7 de agosto de 2004, por las circunstancias en que muchos de ellos llegaron a nuestra provincia.

Otro de los problemas es el hecho de que parte de los empresarios, concretamente las cooperativas agrarias, «que son los primeros interesados en disponer de mano de obra para sacar adelante sus cultivos», según Del Pino no puedan asumir la contratación por duración de seis meses continuados, ya que muchas de estas Entidades sólo tienen producción durante una época del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí