Ningún alcalde ha concedido la autorización que la institución pidió para poder mediar en el conflicto entre sindicatos y patronal

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, afirmó hoy que no acudirá a la mesa de negociación que han pedido los sindicatos para llegar a un acuerdo con la patronal que acabe con la huelga «porque no tengo capacidad de decisión» y aseguró que la huelga de la recogida de basura afecta a 95 municipios de la provincia, un 39,7 por ciento de la población total provincial.

En rueda de prensa, Martínez Caler señaló que ningún alcalde de la provincia ha concedido la autorización que la Diputación solicitó para poder mediar en el conflicto y que a esta petición han contestado 13 ayuntamientos, todos negando la autorización para que ésta intervenga en la negociación.

Aclaró que la prestación de servicio de recogida de basura corresponde a los ayuntamientos y la labor de la Diputación es la de prestar servicios a los ayuntamientos, por lo que dijo «no tenemos competencia alguna ni responsabilidad» en este conflicto e insistió en que «la Diputación respeta al máximo la autonomía municipal».

El presidente de la Diputación precisó a los periodistas que hay exactamente 95 pueblos en huelga en la provincia, y por lo que se ven afectados 334.478 ciudadanos, lo que constituye el 39, 7 por ciento de la población total provincial, quedando 73 municipios que no secundan la huelga, ante los datos facilitados desde el sindicato CC.OO.

Ahora, Martínez Caler, ante las críticas del PP señalando la responsabilidad de la Diputación en este conflicto, aclaró que pidió la autorización a los alcaldes para intervenir, «que era lo único que podía hacer», según dijo.

Hasta el momento los ayuntamientos de Albuñol, Alpujarra de la Sierra, Baza, Cástaras, Cijuela, Huéscar, Nevada, Pedro Martínez, Puebla de Don Fadrique, Santa Fe, Soportújar, Torvizcón y Zagra han sido los únicos que han contestado a la Diputación pero negando la autorización para que medie en la negociación.

Aseguró que no quiere buscar la crispación, si bien señaló que si se suben los sueldos de los trabajadores hasta equipararlos al convenio de Inagra ello repercutirá en el bolsillo de los ciudadanos que pueden ver incrementado en un cien por cien los recibos y pidió a CC.OO que busque otras fórmulas para dar una salida al conflicto y negocie con los ayuntamientos implicados y las empresas «que a lo mejor no son tantos».

CONSORCIO PROVINCIAL DE RECOGIDA DE BASURA

Martínez Caler criticó que el sindicato CC.OO «diga a una administración local cómo debe funcionar, ya que dijo que «una cosa es que se cree un consorcio de recogida de basura para mejorar el servicio y otra cosa muy diferente es que el sindicato le diga a la Diputación que organice un consorcio para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores».

La Diputación hará un consorcio de recogida de basura «si los ayuntamientos lo piden para mejorar el servicio y lo mismo que hicimos con el consorcio de tratamientos» afirmó Martínez Caler, quien señaló que ningún ayuntamiento ha solicitado la creación de un consorcio de recogida de basura a nivel provincial.

Para Martínez Caler esta huelga se planteó sin tener un interlocutor válido, que se sigue sin tener, según precisó.

SITUACION EN LA PROVINCIA

Según los datos aportados por la Diputación las zonas más afectadas en la provincia por la huelga son el área metropolitana, el Poniente granadino, la zona de los Montes Orientales y el Marquesado del Zenete, cifrando la acumulación de basuras en las calles entre las 800 y 900 toneladas y no en las 2.000 que estima CC.OO.

Los residuos que han llegado a las plantas de tratamiento de basura en estas dos semanas de huelga ascienden a 16.376.200 kilogramos, lo que supone, según informó Martínez Caler, un 5,2 por ciento menos que el mismo periodo del año 2004.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí