GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada ha condenado a dos años de prisión y multa de 630 euros a la propietaria de una asesoría fiscal de Granada que, abusando de su relación de amistad con un empresario cliente suyo, le estafó 94.659 euros en 2001, cantidad con la que ahora deberá indemnizarlo.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, la acusada, María de los Angeles S.A., conocía que el empresario, dueño de una tienda de muebles, tenía un buen patrimonio dada la marcha del negocio y la reciente venta de dos inmuebles. El 19 de junio del citado año le pidió el préstamo con la escusa falsa de que debía hacer frente al pago de un piso que ella y sus socios, ausentes en ese momento, habían adquirido en subasta.

Dado la relación de amistad con la acusada, que le prometió reintegrarle rápidamente el dinero y sin riesgo alguno, el empresario accedió al préstamo. La mujer, que le aseguró tener un patrimonio personal de más de 12 millones de euros, le entregó un documento de reconocimiento de la deuda y un cheque nominativo de una cuenta de la que no era titular. Meses más tarde, libró cinco cheques más en una cuenta suya sin fondos.

En este intervalo de tiempo, la acusada abondonó la empresa y constituyó una nueva sociedad junto a otras dos personas que a los pocos meses cerró, sin pagar la deuda pendiente ni justicar el destino real del dinero. Durante el juicio, la mujer natural de Pinos Puente de 43 años de edad, ofreció una versión «inverosímil» alegando que se comprometió a devolver la cantidad «conforme fuera pudiendo».

Aunque el fiscal retiró los cargos, el tribunal considera que la mujer falseó las verdaderas razones por las que solicitaba el dinero, simulando una situación de urgencia y poniendo en un «compromiso» a su amigo y cliente, que tras reiterados intentos decidió denunciarla solicitando que fuese condenada a tres años y medio de cárcel por el engaño del que fue objeto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí