GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará el próximo 5 de abril a una mujer que se enfrenta a tres años de prisión y multa de 5.400 euros por un presunto delito de apropiación indebida después de quedarse supuestamente con más de 250.000 euros que su madrastra dejó en herencia a su padre y a sus dos tías.

Según el escrito de acusación fiscal al que ha tenido acceso Europa Press, la anciana falleció el 6 de noviembre de 1995 dejando como herederas en su testamento a sus dos hermanas, sin perjuicio de los derechos legítimos que correspondían a su marido, Manuel A.S. Entre los bienes se encontraban dos cuentas bancarias de las que era titular el matrimonio por valor de 253.317,26 euros.

Dos días después de su muerte, el viudo «ocultando en el bando el fallecimiento de su esposa» traspasó dicha cantidad a una única cuenta de la que era cotitular junto a una hija habida de un anterior matrimonio, la acusada, Carmen A.M., que ese mismo día, realizó dos nuevos traspasos del dinero dejándolo finalmente en una cuenta en Madrid a su nombre y el de su hermana.

Los familiares reclamaron su herencia en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Granada, que requirió al viudo la cantidad de 100.505 euros, aunque éste falleció en septiembre de 2000 haciendo caso omiso a la resolución judicial, por lo que se declaró extinguida su responsabilidad penal.

Su hija, que presuntamente colaboró en los traspasos del dinero y era la beneficiara de las operaciones bancarias realizadas, será la única que se sentará en el banquillo de los acusados para responder por las cantidades supuestamente apropiadas de forma indebida en concepto de cooperadora necesaria. El fiscal pide que además de la pena de prisión, indemnice a sus tías con la cantidad ya establecida por el juzgado granadino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí