Los trabajadores advierten de que radicalizarán sus posturas para evitar la contratación de personal externo

GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)

El delegado provincial de Empleo de la Junta, Luis Rubiales, se ofreció hoy como mediador en el conflicto que enfrenta a trabajadores y patronal en la huelga de la basura que afecta a 164 municipios de la provincia desde el pasado lunes, después de que hoy fracasara nuevamente la reunión convocada por el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) a la que no asistió la principal empresa del sector, Aselip.

En declaraciones a Europa Press, Rubiales aseguró estar dispuesto a ejercer como mediador, aunque para ello necesita el consentimiento de la patronal, que aún no se ha pronunciado al respecto. Indicó que tras su consentimiento, el primer paso será convocar a ambas partes a una cita urgente y elaborar un calendario de reuniones, descartando contactar con Diputación, ayuntamientos o partidos políticos «que nada tienen que ver con el tema».

Esta es la principal demanda de Aselip, que, a través de un escrito remitido al Sercla, mantuvo su postura inicial de no ceder a la pretensión de los sindicatos de equipar el salario de los trabajadores de la provincia a los de la capital hasta que los distintos ayuntamientos le garanticen que esa retribución salarial les será compensada. Cespa, Ferrovial, Iznajín, y FCC, sí asistieron a la cita, aunque sin alcanzar un acuerdo.

El secretario provincial de Actividades Diversas de CC.OO, Rafael Hueso, se mostró escéptico sobre una pronta solución del conflicto, al entender que para que Rubiales ejerza como mediador es necesario «al menos, una base mínima o un primer acercamiento sobre el que empezar a negociar», que aún no existe.

El conflicto, que se traduce en más de 1.500 toneladas de residuos acumulados por las calles de la provincia, cantidad que podría llegar a las 2.400 esta noche, se mantendrá durante toda la Semana Santa. Los más de 200 trabajadores del servicio de recogida de basura amenazan con radicalizar la huelga si las empresas continúan contratando de forma extraordinaria a personal externo para realizar el trabajo, lo que, a juicio de los sindicatos, «está rompiendo los efectos de la huelga».

El paro se prolongará de no llegar a ningún acuerdo hasta el 7 de abril y según el calendario establecido los días en los que no habrá servicio de recogida de basura serán todos los lunes a jueves, con lo que se verá afectado así, cuatro días de la Semana Santa, que se prevén sean los más conflictivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí