Rojas lamenta que no haya existido diálogo con los vecinos y señala que la ubicación de la planta no es el lugar más «idóneo»

MOTRIL (GRANADA), 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP en Motril, Carlos Rojas, pidió la creación de vías alternativas para acceder a la planta de tratamiento de residuos vegetales de Motril, cuyas obras se iniciaron el pasado mes de noviembre en el Pago de las Zorreras, para evitar que afecten en el futuro a los vecinos que viven en esta zona del municipio.

En declaraciones a Europa Press, Rojas lamentó que la instalación de la planta, un proyecto de la Diputación de Granada, no se haya hecho mediante el diálogo con las más de 200 familias afectadas, algo que en su opinión es responsabilidad del alcalde de Motril, Pedro Alvarez y en un lugar que dijo «no es el más idóneo».

Así, Rojas consideró «normal» que los vecinos estén preocupados por la construcción de la planta, lo que provocó meses atrás la protesta de la Asociación Vecinal, que criticaron que ésta se convertiría en el «gran vertedero de la provincia».

En este sentido, dijo que «hay preocupación porque van a ser gran número de camiones los que pasen todos los días por ahí cuando la planta esté en marcha y los vecinos no saben los efectos que esta planta va a tener en sus viviendas».

Rojas, señaló que los vecinos lo único que han hecho es preocuparse por «defender su calidad de vida y por vivir tranquilos», en lo que calificó como «una zona muy bonita de Motril y que además está consolidada como una zona residencial».

Por este motivo, sostuvo que es necesario buscar vías alternativas para que los camiones puedan acceder a la planta sin molestar a los vecinos, ya que «los caminos que hay no están preparados para un trasiego de este tipo y porque nadie sabe las repercusiones de olores e impacto ambiental que puede tener esto en las casas colindantes a esta planta».

El popular insistió en que la planta no está en un sitio «idóneo» y que «se podía haber mejorado la instalación de esta planta con un sitio más alejado del núcleo urbano», afirmando que «se podían haber hecho las cosas con sentido común y más diálogo para conseguir poner en marcha esta planta.

Rojas, señaló que desde el PP «estamos de acuerdo que una planta de tratamiento de residuos vegetales es algo que es absolutamente necesario para la Costa», si bien apuntó que «la forma en que se está llevando a cabo no es la idónea» porque «lesiona la tranquilidad y los derechos» de los vecinos afectados.

La planta de tratamiento de residuos vegetales de Motril tiene un plazo de ejecución de un año y cuenta con un presupuesto de 5,1 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí