GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción 7 de la capital ha condenado al pago de una multa de 60 euros por una falta de malos tratos a un empresario granadino, José Luis G.E., propietario de un establecimiento dedicado al alquiler de equipos de esquí, por abofetear a uno de sus empleados después de que este discutiera con su hija, al que deberá indemnizar con 20 euros.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, la discusión entre ambos jóvenes se produjo sobre las 11.30 horas del 17 de enero de 2004 cuando el ex empleado, José Luis G.E., se negó a retirar el material que guardaba en el establecimiento después de finalizar su relación laboral.

En ese momento intervino el acusado, que acabó «propinándole en la cara» una bofetada a su antiguo trabajador. Aunque reconoció durante el juicio la agresión, el juez ha determinado que la bofetada no le causó a la víctima «lesión alguna» ya que en el parte de Urgencias sólo refería «cuadro de dolor» que es «totalmente subjetivo», a lo que añade que «si hubiera recibido dos puñetazos seguramente se habría objetivo algún tipo de lesión».

Tanto el empleado, una compañera suya, como la hija del condenado, también estaban inicialmente acusados, aunque después de que la acusación retirara los cargos que mantenía contra ellos, fueron finalmente absueltos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí