El seminario formativo ‘Comercio Justo y Voluntariado’ que organiza la Junta de Andalucía cuenta con la participación de 150 personas

GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)

El director general de la Agencia Andaluza del Voluntariado de la Junta de Andalucía, Manuel de la Plata, señaló hoy que la práctica del comercio justo es una importante herramienta de cooperación con los países en desarrollo que permite romper la cadena de explotación dentro del sistema de globalización en la que estamos inmersos en el siglo XXI.

De la Plata inauguró hoy en Granada el seminario formativo sobre ‘Comercio Justo y Voluntariado’, organizado por el Servicio de Consumo de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, en el que participan 150 representantes de asociaciones de consumidores y usuarios, técnicos en consumo y voluntariado un acto en el que señaló que el comercio es un instrumento de cooperación para colaborar en la erradicación de la pobreza de los países en desarrollo y ayudar a su población empobrecida a salir de la dependencia y explotación».

El director de la Agencia Andaluza del Voluntariado apeló a la responsabilidad del consumidor para que sus compras sean críticas, solidarias y ecológicas.

El consumidor, como último eslabón de la cadena, debe sensibilizarse para estar informado sobre los procesos de producción de los productos que normalmente consume, cuál es su origen de fabricación, condiciones laborales de sus trabajadores y materiales que se utilizan en su elaboración, porque este acto repercute en los países de origen y tiene una transcendía económica, laboral, social y medioambiental.

El comercio justo movió en nuestro país el pasado año 900 millones de euros, 40 millones más con respecto al pasado, y se organiza en la Coordinadora Estatal de Organizaciones de Comercio Justo, que agrupa a más de 30 ONGs y cuenta con 50 puntos de venta reconocidos en todo el territorio nacional. Es un sistema comercial alternativo que ofrece a los productores acceso directo a los mercados desarrollados y unas condiciones laborales y comerciales justas e igualitarias.

De la Plata, en su intervención, destacó el papel de la sociedad civil comprometida que genera conciencia y tejido social en estos temas y ha adelantado que desde las administraciones se ha elaborado un programa de trabajo que incluye la proximidad democrática y la participación ciudadana para que ésta tenga más protagonismo y posibilidades de influir en las decisiones de gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí