GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)

Las últimas nevadas en la estación de esquí granadina de Sierra Nevada aseguran la temporada, ya que las precipitaciones han acumulado más de 30 centímetros en Pradollano y más de 40 centímetros en Borreguiles.

Según indicaron desde Cetursa en un comunicado, Sierra Nevada no ha recibido precipitaciones de nieve de cierta consideración desde hace 20 días, aunque las pistas se han mantenido «en perfecto estado» debido a su preparación y a la nieve artificial.

Así, las últimas nevadas aseguran la longitud esquiable disponible durante el mes de febrero y, que hasta hoy era de 52 kilómetros, con todas las zonas abiertas al público.

Funcionan 17 medios mecánicos y el espesor de nieve es de 20 centímetros a un metro de calidad polvo. La nieve que se ha acumulado en pistas, ventisqueros y para-vientos se está preparando y acondicionando por las máquinas pisapistas para que, si las condiciones meteorológicas lo permiten, los esquiadores puedan disfrutar de la nieve polvo en más pistas de la Estación, pudiendo llegar a los 61 kilómetros esquiables el próximo fin de semana y 22 medios mecánicos abiertos.

En cuanto a las temperaturas, oscilan entre los 7 grados centígrados bajo cero de Borreguiles y los 4 grados centígrados de Pradollano.

Las predicciones meteorológicas indican que mañana viernes el cielo estará nuboso a muy nuboso con precipitaciones débiles a moderadas que podrían ser de nieve por encima de 1000 metros, bajando la cota hasta los 700 metros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí