GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará el próximo 8 de marzo al propietario de una empresa informática que se enfrenta a tres años de prisión y 1.620 euros de multa por tres presuntos delitos de estafa a sus clientes en la compra de ordenadores que nunca les llegó a entregar a pesar del dinero entregado a cuenta.

Según el escrito de acusación fiscal al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado, Miguel Angel S.M., de 32 años de edad, estafó a primeros de marzo de 2002 a una clienta a la que le vendió un ordenador, que nunca llegó a tener, haciéndole firmar un cheque en blanco que rellenó por una cantidad muy superior a la pactada. La mujer dejó de pagar las mensualidades en el mes de agosto, momento en el que fue denunciada judicialmente por la entidad bancaria.

Aprovechando que su empresa estaba adherida al Plan Público de Incorporación de las Familias Andaluzas por el que la Junta subvenciona con 450 euros la compra de terminales informáticos, se quedó con el dinero de la ayuda de otros dos clientes a los que les exigió el pago por adelantado, «sin devolverles el anticipo ni instalarles el ordenador, argumentando diversos pretextos a pesar de los numerosos e insistentes requerimientos» de los compradores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí