GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada ha condenado a tres años de prisión y al pago de una multa de 190 euros por un delito de tráfico de drogas a un joven granadina de 19 años de edad que el 21 de diciembre de 2003 ofreció cinco pastillas de éxtasis a un policía que iba de paisano junto a tres amigos.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, considera probado que la joven, Verónica L.J., abordó al policía sobre las 04.30 horas del 21 de diciembre de 2003 ofreciéndole cinco pastillas a seis euros cada una, momento en el que el agente, destinado en Algeciras, procedió a su detención, interviniéndole 15 pastillas más, valoradas todas ellas en 190 euros.

La acusada declaró en un primer momento que «las pastillas se las ofreció su amiga y que ella solo era consumidora habitual de porros», para después retractarse y decir que había encontrado 50 pastillas, 30 de las cuales las había vendido en diferentes días y lugares. Su amiga aseguró que fue el policía quien le preguntó dónde podía adquirir cocaína y que le ofreció las pastillas «que eran de las dos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí