GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial ha absuelto a un albañil de Guadix (Granada) de 25 años de edad, Damián R.L., del delito de agresión sexual del que venía siendo acusado tanto por la Fiscalía como por la acusación particular por el que pedían cinco y seis años de prisión, respectivamente.

La supuesta víctima, novia de su amigo, lo denunció tras haber mantenido relaciones sexuales con él el 20 de septiembre de 2002, al parecer por despecho, ya que corrían rumores por el pueblo de que ambos frecuentaban los prostíbulos de la zona.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, considera «coherente» la versión del acusado y «llena de imprecisiones, ambigüedades y contradicciones» de la de la mujer, que aseguró haber sido secuestrada a punta de navaja en un parque concurrido y haber bebido obligada seis copas de vino en la casa del supuesto agresor sin haberle pedido que le dejara marchar o intentado ponerse a salvo en ningún momento, incluso cuando éste dejó el cuchillo en otra habitación mientras buscaba la botella.

Según el juez, tampoco fue capaz durante el juicio de describir la supuesta agresión sexual «contestando con respuestas esquivas o silencios» sin que su relato «tenga los sentimientos de angustia y pavor que debió haber experimentado ante un ultraje de tales características que se prolongó durante varias horas».

El acusado aseguró que fue ella quien lo provocó «por despecho» y que debido a la fuerte excitación sexual le rompió la ropa interior y eyaculó sobre su espalda sin llegar a la penetración. La mujer presentó un parte médico en el que presentaba varias contusiones y erosiones en espalda, abdomen y cintura aunque el fallo judicial apunta a que podrían haber sido provocadas con posterioridad por su propio novio, del que se llegó a separar.

La Fiscalía pidió que fuera condenado a cinco años de prisión por un delito de agresión sexual y cinco fines de semana de arresto por una falta de lesiones, así como al pago de una indemnización para la presunta víctima de 6.310 euros. La acusación particular solicitó seis años de cárcel, seis fines de semana de arresto, 12.000 euros de indemnización y la prohibición de residir en Guadix por cuatro años. El joven, que posee antecedentes penales por robo, estuvo en prisión provisional por esta causa desde el 21 de diciembre de 2002 al 23 de mayo de 2003.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí